Royalty II llega al Senado

Estrategia de las mineras ya no es evitar el impuesto sino que mejorar su imagen.

Faltan 24 horas para que el polémico proyecto de impuestos específicos a la minería, más conocido como royalty II, empiece a cumplir su trámite más complejo: el Senado.

Y los parlamentarios lo esperan con ansias y no precisamente para aprobarlo con prontitud.

Por un lado en el conglomerado de Gobierno las cosas no serán fáciles. A las ya polémicas y públicas divisiones entre los senadores de la DC, se agregan las distintas posiciones de parlamentarios del PS y PPD.

Si bien todos coinciden en que el proyecto debe ser aprobado, asomarán los fantasmas de la Cámara de Diputados.

Las famosas indicaciones que apuntan a no afectar a la mediana minería y la reasignación de los recursos para favorecer más aún a las regiones mineras serán el centro de la discusión.

En tanto, en la Alianza por Chile las posiciones son diversas. Si bien a nivel parlamentario coinciden en que éste es un impuesto discriminatorio, muchos de los senadores aprobarán ciertos artículos relacionados mayormente con la invariabilidad tributaria de las mineras.

Pero, tal como reconocen en el propio Gobierno, aunque la derecha rechazara el 100% de los artículos, si la Concertación actúa como bloque, el proyecto será aprobado de todas formas que es lo que busca el Ejecutivo.

Así, si se sigue la cronología fijada por el Gobierno, el Presidente Lagos deberá entregar el 21 de mayo en su cuent a anual ante el Congreso el proyecto de royalty 2 aprobado y listo para ponerse en marcha durante 2006.

Campañas

Y aunque la mayoría de los parlamentarios oficialistas asegura que tiene reparos, lo cierto es que de todas formas el fondo del proyecto será aprobado. Y eso las mineras y los gremios del sector lo saben.

Por un lado están resignados. Aseguran que el proyecto será aprobado y no tienen más que hacer pero, a la vez, a lo largo de este año hay un tema que los ha preocupado mayormente. Y no es otro que la imagen de la minería frente a la sociedad, luego de las constantes discusiones por la aplicación de este impuesto.

Si bien dentro de las mineras se barajaron opciones para comenzar con una campaña publicitaria que mostrara los “reales aportes que hace la minería al Estado”, la idea no prosperó y ahora la estrategia apuntaría a “hechos más que palabras”.

Pero hay un sector que con la discusión del royalty comenzó a despertar. La mediana minería se agrupó y se encuentra en proceso de dar a conocer cuánto realmente la afecta este impuesto. Y no sólo a nivel parlamentario, sino más bien a nivel social y de medios de comunicación.

Lo que dice

El nuevo impuesto específico que afectará al sector minero espera ser aprobado antes del 21 de mayo. De esta forma empezaría a regir en el transcurso de 2006 y afectaría con el cobro del 5% de las utilidades operacionales de todas las empresas que tengan ventas sobre 8 mil UTA (aproximadamente US$5 millones) o un margen operacional superior al 8%.

En caso de quienes tengan un margen inferior a éste, también se les cobrará el tributo pero a tasas decrecientes.

Llega al Senado el polémico Royalty II.El gobierno espera tener aprobado el proyecto el 21 de mayo.
4 de abril de 2005 El Mercurio

¿Le fue útil este artículo?

Fuente: El Mercurio

tabs-top

Los comentarios están cerrados.