Obras viales optarán a beneficio tributario

Hasta ahora, las constructoras de caminos públicos con fines logísticos no podían descontar de impuestos estas inversiones, lo que desincentivaba el interés por ellas.

Con más entusiasmo de lo que esperaba el gobierno, los empresarios acogieron la quinta medida en materia de emprendimiento anunciada en el Plan Chile Compite durante julio pasado y que permite a los privados descontar de impuestos las inversiones que realicen en caminos que mejoren su red logística y que sean de uso público.

Los ministros de Hacienda, Andrés Velasco, Obras Públicas, Eduardo Bitran y el director del SII, Ricardo Escobar, explicaron los alcances de la medida -publicada ayer en el Diario Oficial- que a menos de dos meses de anunciarse públicamente ya tiene una cartera de proyectos por US$ 170 millones, en donde los privados pondrían el 50% y el Fisco el resto.

En términos simples, la normativa establece que las empresas intensivas en el uso de caminos -como las forestales, agroindustriales y mineras- puedan cofinanciar la construcción de caminos, en donde el Estado ponga una parte y los privados (con recursos propios y descuentos tributarios) desembolsen la otra.

“Con esta norma se permite que un conjunto importante de inversiones en caminos públicos que son de interés para aumentar la competitividad de empresas específicas se pueda hacer a través del Ministerio de Obras Públicas. Caso a caso se definirá el financiamiento de la obra por parte del MOP (según la situación presupuestaria) y el privado, en función del uso que cada parte hace de ese camino. Así, el MOP paga por el uso que hace la comunidad y el privado paga por el uso que le da”, explicó el ministro Bitran.

El director del SII, aclaró que para acceder a este beneficio tributario es necesario que las obras propuestas sean evaluadas por la Dirección de Vialidad, bajo una metodología de rentabilidad económico-social aprobada por Mideplan; que se realice de acuerdo a lo establecido por la Ley Orgánica Constitucional del MOP; que si son obras por más de 250 UTM tengan la aprobación de Hacienda; y que se cuente con un convenio ad referéndum entre la Dirección de Vialidad y la empresa que propone el proyecto.

Hasta ahora, las firmas que construían caminos públicos con fines logísticos no podían descontar de impuestos estas inversiones, lo que desincentivaba el interés de abordar este tipo de iniciativas.

Según Bitran, en un horizonte de 3 años plazo los aportes privados para construcción de caminos podrían financiar entre el 15% y 20% de los recursos que se le asignan a Vialidad, es decir, más de US$ 120 millones anuales.

Proyectos en evaluación
Dentro de la cartera preliminar de iniciativas, elaborada mayoritariamente en base a propuestas realizadas por las empresas forestales, se cuentan la construcción de una ruta entre Arauco y Lebu, que viene a entregar una alternativa a la Ruta 160, que hoy es la única vía que conecta el sur de Concepción y que se vio fuertemente dañada por los temporales de este año. En este proyecto se tiene contemplada una inversión de $ 10.000 millones, de los cuales la mitad sería aportado por Celulosa Arauco.

En la zona comprendida entre la Séptima y la Décima Región , existen otras iniciativas que se encuentran en evaluación de rentabilidad económico-social en donde la forestal del grupo Angelini y Mininco, de CMPC, llevan la delantera.

El sector minero también será otro de los que se espera comience a implementar esta fórmula de financiamiento vial. El titular del MOP reconoció que ya se han realizado los primeros acercamientos con este sector.
Empresas podrán imputar a gasto recursos usados para construir caminos públicos

Incentivos tributarios facilitarán inversión en caminos por US$ 170 millones

Diario Financiero 6/9/2006.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.