El organigrama que persigue las “facturas políticas”.

Si bien varios de ellos llegaron para participar en una modernización del organismo, hoy son parte importante del proceso para aclarar la controversia.

EDUARDO OLIVARES C.

Es definitivamente la gran crisis que ha enfrentado el Servicio de Impuestos Internos (SII) en años. El caso Publicam -la red de empresas fantasmas que vendió facturas falsas a cientos de compañías e involucró a políticos- tiene de cabeza al organismo y, ante la controversia producida, su director, Ricardo Escobar, debió armar un equipo de más de 30 profesionales para superarla.

Varios de ellos llegaron tras ser convocados por Escobar, cuando éste sólo pensaba en llevar adelante una modernización del servicio y no en volcarse a la solución del polémico caso.

La primera línea de coordinación la estableció Escobar con cuatro departamentos internos: la Subdirección de Fiscalización, de la cual dependen la Dirección de Delitos Tributarios (Didet) y la Oficina de Fiscalía anti facturas falsas; la Subdirección de Fiscalización, que tiene a su cargo la Unidad de Casos Especiales; la Contraloría Interna y la Subdirección Informática.

Metodología

Junto con ellos trabaja el encargado de Comunicaciones, Aldo Anfossi, quien establece el diseño comunicacional del servicio y la forma como Escobar enfrenta a los medios.

El funcionamiento para la detección de casos es metódico.

A partir de un rastreo computacional -elaborado por los ingenieros de informática dirigidos por Fernando Barraza- e indagaciones en terreno, la Subdirección de Fiscalización diseña un procedimiento de pesquisas para dar con el destino de las facturas falsas y en las contabilidades de qué empresas están registradas. Mérito de esta repartición -a cargo de Jorge Trujillo- es la detección de más de una base de 170 compañías receptoras de las boletas falsas, número que podría rondar las 300 a estas alturas.

Cuando está listo el rastreo, se entregan los datos al área jurídica, que comanda Pablo González. En la Didet -con Claudio Benavides- le dan el marco judicial a las querellas, cuyas propuestas pasan al escritorio de Ricardo Escobar. Si ésta amerita la presentación de querellas por facturas falsas, le entrega el caso al jefe de la oficina de facturas falsas, Gonzalo Torres, quien suele asistir a las audiencias de formalización que lleva adelante la fiscal Nancy González.

En forma paralela, se llevó adelante un sumario administrativo que conduce el jefe de esa unidad, Alfredo Echeverría.

Si bien la información se mantiene en reserva, trascendió que éste llegó el jueves a su fase clave con la presentación de cargos contra siete funcionarios de la Región Metropolitana. Entre los siete acusados está el ex funcionario de la oficina de San Bernardo Luis Jofré, por presunta facilitación en el inicio de actividades de Publicam.

Acusación

Los empleados, quienes fueron notificados el viernes de la medida, son acusados de facilitar la creación de empresas fantasmas, que fueron conocidas a raíz del caso Chiledeportes.

Quiénes son:

Pablo González

Subdirector jurídico.

Diseña la estrategia jurídica ante delitos o faltas de contribuyentes.

Jorge Trujillo

Subdirector fiscalizador.

Aglutina mecanismos de detección de ilícitos.

Fernando Barraza

Subdirector informático

Encargado de la detección computacional de transacción de facturas.

Alfredo Echeverría

Subdirector contralor interno.

Dirige la investigación y sumario administrativo.

Reestructuración

Al llegar Ricardo Escobar se inició una reestructuración del servicio para darle un sello más “legalista”. Se optó por reclutar expertos del sector privado y realizar algunos cambios internos.

Su primera jugada la dio al sacar al emblemático Bernardo Lara, de la Subdirección Jurídica, a quien reemplazó por el abogado tributarista Pablo González, de Ernst & Young. Desde Carey se llevó a Javier Valdivia como asesor directo, y en temas internacionales contactó a la abogada Carolina Musalem. Otros cambios fueron la llegada de Cristián Hansen a Recursos Humanos; Jorge Trujillo, que pasó a la Subdirección de Fiscalización, y Guido Villar, que quedó como subdirector de Administración.

El Mercurio, Martes 26 de diciembre de 2006

Estilo de investigación en el Servicio de Impuestos Internos:
El equipo de Ricardo Escobar para aclarar el caso Publicam.
El actual director del SII tenía la idea de llevar adelante un plan de cambios al interior del organismo estatal.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.