Fondos de Inversión Privados serán fiscalizados

SII fiscalizará a Fondos de Inversión Privados por posible evasión tributaria
La fiscalización comenzará en los próximos meses y se extenderá por todo 2010. Los privados dicen que no hay irregularidades.

El Servicio de Impuestos Internos (SII) está indagando posibles prácticas irregulares en la industria de los Fondos de Inversión Privados (FIP), instrumentos creados por ley en 2000. La autoridad pretende iniciar una fiscalización en los próximos meses, la que seguirá durante todo 2010.

“Hemos estado viendo que hay personas que, en forma artificial, han transferido bienes o inversiones a fondos de inversión privados para realizar a continuación la venta de éstos y, por lo tanto, hacer ganancias inmediatamente después de que hacen las transferencias, aprovechando que los fondos de inversión privados están exentos de impuestos de primera categoría”, explicó Ricardo Escobar, director nacional del SII.

“Esto se comenzó a detectar hace un tiempo y se ha estado haciendo el trabajo de inteligencia para ver cuáles son las conductas frecuentes, las conductas riesgosas y una de las que más ha aparecido es la transferencia de bienes a un fondo de inversión privado, que en el fondo es una operación relacionada y se hace con el solo propósito de evadir o evitar impuestos”, dijo. La autoridad no tiene registros de cuántos fondos existen en el país, ya que, a diferencia de los fondos de inversión públicos, éstos no son fiscalizados por la SVS. Según Escobar, en Chile hay varios cientos de fondos y se analiza cuáles son los que tienen “una conducta no deseada”.

Según expertos, la proliferación de los FIP se debe a sus ventajas tributarias y porque permite reunir varios inversionistas para acceder a negocios que no podrían hacerse de forma individual. En ese contexto, dicen que no hay irregularidades y justifican su utilización.

Las ventajas de los FIP
Juan Ignacio Cornejo, socio Tax de KPMG, dice que una de las irregularidades posibles ocurre cuando el partícipe de un fondo aporta un activo a éste a un valor inferior al de mercado, reduciendo así el impuesto a la ganancia de capital. Un ejemplo: un inversionista aporta a un FIP una acción que compró antes a $ 100 y valoriza el aporte en esos $ 100. Sin embargo, hoy ese título vale $ 200. “Ahí transferiste al fondo la ganancia que debiste haber generado como persona natural o como sociedad de inversiones”, explica Cornejo. Y si luego el FIP vende la acción a $ 200, no tributa por la ganancia de capital.

Julio Pereira, socio tributario de PricewaterhouseCoopers, dice que el aporte que se hace a un FIP se debe realizar a un valor de mercado y, de lo contrario, dice, el SII tiene las facultades para tasar los activos.

La gran ventaja tributaria de estos fondos es que no son contribuyentes del impuesto de primera categoría, lo que sí pagan sociedades de inversión y empresas y que hoy está en 17%. “Los fondos de inversión no son personas jurídicas, sino que su naturaleza jurídica es la de un patrimonio y, por lo tanto, no es contribuyente de la ley de la renta”, dice Cornejo.

Así, cuando un fondo vende un activo, no paga impuestos por la ganancia de capital, lo que sí cancelan los inversionistas cuando liquidan su participación en el FIP. “La gran ventaja es que posterga la tributación”, agrega Cornejo.

Para varios economistas y abogados, el debate debería ser otro: la eliminación definitiva del impuesto a la ganancia de capital, una demanda que desde hace años ha sido solicitada en sucesivas reformas legales.
La Tercera
por María Luisa Iriarte – 11/11/2009

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.