SII activa fiscalización en IVA

Micro y pequeños empresarios:
SII contacta a 184 mil contribuyentes para que corrijan declaración de IVA

Tras recibir la comunicación, enviada por correo electrónico, 62 mil de ellos cambiaron su declaración, dice el subdirector de fiscalización.

LINA CASTAÑEDA

Alrededor de 184 mil micro y pequeños contribuyentes del IVA -de un padrón cercano a 1 millón-, han recibido este año un correo electrónico del Servicio de Impuestos Internos (SII) donde se les informa que han subdeclarado su pago del IVA.

Esta comunicación, en un lenguaje simple y directo, es resultado de la reformulación de los procesos de fiscalización explicado este lunes por el director del SII, Ricardo Escobar, en entrevista con “El Mercurio”.

Según Iván Beltrand, subdirector de fiscalización, la reforma está permitiendo una mayor efectividad en cuanto al cumplimiento voluntario de los contribuyentes en torno al IVA.

La subdeclaración implica que los contribuyentes declaraban menos ventas de las que otras personas habían informado al servicio, o bien aumentaban sus créditos respecto de sus compras, lo que también se podía contrastar con información de terceros y detectar las inconsistencias.

A través de este sistema de mensajería el servicio logró que 62.000 contribuyentes cambiaran su declaración. Beltrand cuenta que algunos lo hicieron en forma voluntaria a través de internet y otros en las oficinas de la institución. En 2008, el plan de fiscalización de IVA a todos los contribuyentes, incluyendo también medianos y grandes, sólo logró 37 mil rectificaciones. “Este año hemos sido el doble de efectivos”, comenta.

Hasta septiembre se había logrado una recaudación adicional de $44.000 millones, pero la cifra va cambiando día a día y hasta ayer la cifra acumulada era de $56.000 millones.

Como este año la situación económica es bastante compleja, el servicio también ha tomado medidas para detectar rápidamente a los contribuyentes que dejan de pagar sus impuestos mensuales o no declaran el IVA en algún mes. Antes el servicio realizaba acciones de control entre 6 y 8 meses después que el impuesto no se declaró y ahora está enviando el mensaje al segundo mes. “Eso incentiva que el contribuyente declare el IVA que no había declarado”, explica Beltrand.

El departamento de micro y pequeñas empresas del SII cuenta con 22 profesionales. “Ahora tenemos equipos especializados en entender el comportamiento de estos contribuyentes, que no es el mismo que el de los medianos y grandes”, destaca.

INCONSISTENCIA

Los contribuyentes declaraban menos ventas o bien aumentaban sus créditos respecto de sus compras, lo que se podía contrastar con información de terceros.

Expertos tributarios: profesionalización del servicio favorece a contribuyentes

Expertos tributarios coinciden en que el mayor profesionalismo en los equipos fiscalizadores del SII no sólo contribuye a una mayor eficiencia en la función del servicio, sino que también favorece a los contribuyentes.

Un equipo de 30 profesionales forma parte del departamento de medianas y grandes empresas que estudia el comportamiento de dichos contribuyentes. Y un grupo multidisciplinario de 7 expertos en temas jurídicos, contables y financieros, ve el tema de los contribuyentes de alto patrimonio.

A Julio Pereira, socio de PricewaterhouseCoopers (PWC), le parece que la fiscalización, con apego irrestricto al principio de la legalidad, siempre es bienvenida. “Una mayor preparación de los fiscalizadores es un beneficio para el contribuyente, porque la discusión, si la hay, va a ser con una argumentación y diálogo mucho más fluidos”, dice.

Un ejemplo de la necesidad de que fiscalizadores y acreedores hablen el mismo idioma es el pago del impuesto a la herencia. La ley establece formas de tasación para bienes raíces, acciones, vehículos y otros. De no ser así, en temas financieros establece “a los valores corrientes en plaza”. Si no está de acuerdo con la determinación de ese valor que ha hecho la persona que va a pagar el impuesto, el servicio puede proceder a tasar la base imponible con los antecedentes que tenga, y eso debe estar sustentado con estudios financieros.

La modernización de la fiscalización tributaria es una forma de adecuarse al ingreso a la OCDE y facilita hablar el mismo idioma, porque los contribuyentes de alto patrimonio tienen una serie de inversiones y estructuras muy complejas, plantea Rodrigo Hernández, socio de impuestos de Ernst & Young. Contar con equipos profesionales también permite al SII prepararse para la próxima puesta en marcha de los tribunales tributarios, agrega. El abogado Juan Pablo Cabello, del estudio Cabello, Letonja y Cía., piensa que el SII está dando aviso del proceso de fiscalización para desincentivar acciones al margen de la ley.
El Mercurio, 2 de diciembre de 2009.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.