Impuesto a los Combustibles: más técnica o más política?

Consenso técnico parece haber entre los especialistas del mundo de la economía sobre la necesidad de aumentar el impuesto a los combustibles.
Según el BID “el monto del impuesto específico está 40 % a 60 % por debajeo del nivel óptimo y en el diesel la cifra llega al 80 %, dependiendo del escenario que se use para cuantificar los efectos negativos” vinculados a la Salud, Congestión Vehícular, accidentes, infraestructura, emisiones de CO2 y ruido. (La tercera, 30.01.2010): en la gasolina la externalidad más importante es la de los accidentes y en el diesel, aquella asociada a la congestión.
Claudio Agostini, economista de la U. A.Hurtado indica que el impuesto es progresivo pues “es pagado en mayor medida por los deciles más ricos, según un análisis de las dos últimas encuestas de Presupuestos Familiares del INE”. (La tercera, 31 de enero de 2010). y agrega que “Este no solo es eficiente y mejora la asignación de recursos, sino que en Chile es progresivo” afirmando que “Los parlamentarios están muy equivocados en su argumentación. Decir que el impuesto afecta a la clase media no es cierto. Afecta el 20 % de mas altos ingresos.”
Nada se ha esuchado del economista Jose Yañez, del Centro de Estudios Tributarios de la U. de Chile ni de otros Centros dedicados al estudio de los temas tributarios en Chile, como el Centro de Asuntos Tributarios de la U. de Américas liderado por Adolfo Sepúlveda o del Magíster en Gestión y Planificación Tributaria de la USACH.

Los Políticos en cambio, han sintonizado con la rebaja: así: “Planteamos una postura muy clara, que al menos se tendría que mantener el impuesto al combustible que tenemos hasta ahora, no subirlo. Más bien pensamos que es posible establecer definitivamente una escala móvil o lisa y llanamente eliminar el impuesto”, señaló el senador DC e integrante de la Comisión de Economía de la Cámara Alta, Jorge Pizarro.(Mercurio, 16 de febrero de 2010)
Para el futuro gobierno, el tema no es tan claro: pues aunque se había descartado inicialmente que no volviera a las tasas precrisis, el gabinete de Piñera posteriormente flexibilizó esta postura: “La definición final respecto al tema del impuesto a los combustibles la vamos a tomar una vez que entre el nuevo Gobierno y podamos analizar en detalle la situación de las finanzas públicas”, afirmó el futuro ministro de Hacienda, Felipe Larraín. (EL Mercurio, 18 de febrero de 2010).
Esta polémica demuestra con claridad la disyuntiva entre las políticas técnicas y las decisiones populistas en el ámbito de las políticas tributarias.

derechotributario.cl
reflexión activa

tabs-top

Los comentarios están cerrados.