Johnson: El cálculo de Pereira.

“Perdonazo” de intereses y multas
SII: Fisco obtuvo ganancias por casi US$ 28 millones en condonación a Johnson

Pereira enfatizó que multitienda tenía 19 juicios pendientes con el SII y que este último no tenía certeza de ganar.
Una larga exposición que consideró todos los escenarios que enfrentaba el fisco en la negociación con Johnson entregó el director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Julio Pereira, ayer ante el Senado, señalando que tras la condonación a la multitienda el organismo obtuvo una ganancia de casi US$ 28 millones.

La autoridad acudió a la sesión especial para analizar el “perdonazo” de intereses y multas por cerca de $59 mil millones a la multitienda.

En una minuciosa ponencia -que fue valorada por gran parte de los parlamentarios-, Pereira recordó que Johnson tenía con el SII 19 juicios pendientes por la utilización del mecanismo de adquirir empresas con pérdidas. Esta “puerta”, como lo denominó el titular del SII, permite que una compañía compre otra sociedad en quiebra del mismo rubro, lo que le da derecho a no pagar impuestos u obtener devolución por un equivalente.

Citó como ejemplo -pero reconociendo que se trataba de cifras “aproximadas a la situación real” de Johnson- que una firma con pérdidas por US$ 1.200 millones tiene derecho a no pagar impuestos por renta hasta US$ 1.200 millones; o pedir una devolución por hasta US$ 240 millones.

En 2011, las solicitudes de devolución por la utilización de pérdida totalizaron US$ 548 millones, por lo que el monto asociado a la multitienda habría representado casi la mitad. Pereira enfatizó que el organismo no tenía “ninguna certeza” respecto a los resultados de los juicios pendientes.

A esto, se sumaba el deterioro financiero que enfrentaba la empresa y que el fisco no está en un lugar preferente para el pago de deudas. Está noveno ante una venta forzada y además tendría que haber devuelto el IVA a los acreedores y proveedores de Johnson.

“Además de las pérdidas adquiridas, Johnson mantenía importantes pérdidas propias, que representaban beneficios tributarios superiores a las pérdidas discutidas”, dijo Pereira.

Recalcó que si se hubiese mantenido la situación de pérdida financiera propia, la empresa probablemente “no habría tenido que pagar impuestos en unos 25 a 30 años”.

Desistimiento

Para lograr la condonación, la multitienda Johnson debió desistir de todos los juicios por las empresas con pérdidas adquiridas, equivalentes al 42%, lo que implicó reconocer utilidades por US$ 500 millones. Y el impuesto por ese monto se pagó con el 50% de las pérdidas adquiridas no discutidas.

El 8% restante (unos US$ 22 millones) fue renunciado con el término de giro.

“Ello significa que ningún comprador podía hacerse de este activo (las pérdidas) para no pagar impuestos o pedir devolución. Por eso quien lo adquiriera (en este caso Cencosud) pagó impuestos desde el primer día”, señaló.
Miriam Leiva, El Mercurio.Jueves 5 de Julio de 2012.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.