AUMENTO DE CAUSAS EN TTA Y ATRASO DE PROYECTO PREOCUPAN A FUNCIONARIOS

AUMENTO DE CAUSAS EN TTA Y ATRASO DE PROYECTO PREOCUPAN A FUNCIONARIOS

Las aguas están agitadas entre los jueces y funcionarios de los Tribunales Tributarios y Aduaneros (TTA) en el país. Y no sólo por el retraso en la tramitación del proyecto de ley que fortalece la justicia tributaria -hoy en discusión en la comisión de Constitución de la Cámara-, sino también por el fuerte incremento de la carga de trabajo, situación que tiene “al borde del colapso” al sistema, como señala un juez.
Las mismas cifras de los TTA lo avalan: las causas en trámite en la justicia especializada se dispararon casi 24% en el primer trimestre de 2015 en relación al mismo lapso de 2014, llegando a 1.956 casos a lo largo de los 18 tribunales existentes en el país.

Esto se traduce en un incremento de casi 400 causas en doce meses.
Y si bien por una parte las causas ingresadas cayeron más de 40% en el citado período, los procesos terminados se desplomaron sobre 24%, dando cuenta de que si bien no están iniciándose procesos nuevos, sí se está acumulando trabajo desde años previos.

Las cifras en la mesa
A nivel nacional, los principales incrementos se dieron en el tercer tribunal de la Región Metropolitana, con un crecimiento de casi 490% en los procesos abiertos, pasando de 46 a 270 en doce meses.
Más atrás se ubican los tribunales de Atacama, con un alza de causas en trámite de 450% año a año (11 versus 2), seguido del tribunal de la Región de Los Lagos, cuyos casos en proceso se dispararon sobre 130% en un año.
Como era de esperarse, el monto más alto a nivel nacional se ubica en la Región Metropolitana, con más de 1.400 casos, un 72% del total a nivel país.
En cuanto a las causas terminadas, la mayor baja se registró en los tribunales de Antofagasta, con una merma interanual de 80%, seguido del Primer Tribunal de la Región Metropolitana, con una caída de 71% en el período. Más atrás se ubicó la cuarta unidad de la capital, con un retroceso de 54% en el período.

La urgencia de legislar
Los TTA se crearon a fines de la década pasada como una unidad judicial para resolver discrepancias a nivel tributario entre los contribuyentes, el Servicio de Impuestos Internos (SII) y Aduanas.
En 2010 comenzaron a funcionar cuatro tribunales en el país, a los que se sumó la misma cantidad en 2011 y 2012, respecticamente. Al año siguiente, ingresaron los últimos seis, de los cuales cuatro se ubican en la Región Metropolitana.
En 2013, no obstante, el Congreso aprobó un proyecto de ley para reducir la planta de los tribunales especializados, desde 137 a 127 plazas.
La historia no terminó ahí. En enero último, ya embarcado en el objetivo de implementar la reforma tributaria, el gobierno envió un proyecto de ley para fortalecer los TTA.
Se trata de elevar la planta máxima a 139 cargos, resguardando que los tribunales de Santiago, Valparaíso, Concepción, Temuco e Iquique -que hoy tienen una mayor carga- cuenten con las plantas de personal suficientes para atender la tramitación de las materias sometidas a su conocimiento.
Sin embargo, el texto está hoy estancado en la comisión de Constitución de la Cámara, debido a que la instancia está analizando proyectos de la agenda de probidad del Ejecutivo.
Su plazo inicial para ser aprobado era el 21 de mayo, pero Hacienda lo retrasó hacia mediados de septiembre. Las comisiones de Hacienda y Constitución están hoy negociando cómo destrabar el texto.
“Es imperioso que se fortalezca la capacidad de los tribunales a la brevedad, ya que con la entrada en vigencia de las normas de la reforma tributaria aumentará aún más la judicialización”, señala Claudio Bustos, de Bustos y Cía.
El socio de Tax & Legal de BDO, Rodrigo Benítez, considera el retraso del proyecto algo “grave”, ya que forma parte del acuerdo político de julio de 2014. “Allí se estableció que la reforma no podría funcionar sin la existencia de una capacitación integral de los jueces”, recuerda.
El socio de AK Contadores, Patricio Gana, advierte de una “saturación” del sistema en el corto plazo.
Por su parte, el socio de Guerrero Olivos, Sebastián Guerrero, es tajante: “Para nadie es una sorpresa que los tribunales de Santiago están colapsados Esta situación requiere de urgentes medidas”.

 

¿Le fue útil este artículo?

Fuente: Diario Financiero (extracto). 20 de julio de 2015. Por Sebastián Valdenegro.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.