LOS FACTORES QUE IMPULSAN LA REPATRIACIÓN

LOS FACTORES QUE IMPULSAN LA REPATRIACIÓN

Primero, una partida en falso. Luego, uno que otro contribuyente que se atreve a declarar, pero que no cambia el cuadro general. Y cuando parece que el incentivo no es lo suficientemente seductor, se produce una explosión: cientos de contribuyentes chilenos que tienen sus ahorros e inversiones en el exterior deciden regularizar su situación acogiéndose al beneficio tributario que comenzó a operar el 1 de enero de este año y que tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre.

Así se podría resumir lo que ha ocurrido en estos nueve meses de vigencia con el mecanismo de la repatriación de capitales, que permite a los contribuyentes que tengan dineros en el extranjero declararlos y, si quieren, traerlos a Chile pagando un impuesto único de 8% sobre el patrimonio, a cambio de todos los tributos que no hayan pagado en el pasado.

Se trata de una medida que no formó parte de la primera versión del proyecto de reforma tributaria, pero que se incluyó en el acuerdo logrado a mediados del año pasado, y que uno de los principales objetivos fue incrementar la recaudación fiscal por esta vía. Esto, porque los dineros que se regularizan, además de pagar el 8%, una vez informado sobre su existencia al SII, pasan a ser contribuyentes y a pagar impuestos en forma regular cada vez que registren utilidades o bien su patrimonio se incremente.

Hasta mayo de este año, solo cinco contribuyentes habían iniciado el proceso de reconocimiento de activos. Pero eso cambió al grado que, a fines de agosto, esta cifra llegó a 300 contribuyentes. Según diversos abogados tributaristas, al finalizar este año el Servicio de Impuestos Internos (SII) tendría en sus manos una cifra mucho mayor de casos: las proyecciones al 31 de diciembre van desde los 2.500 a 5 mil contribuyentes.

De cumplirse estas estimaciones, podrían ser declarados entre US$ 5 mil millones y US$ 10 mil millones. Y considerando una tasa de impuesto único de 8% sobre ese patrimonio, la recaudación se movería entre los US$ 400 mills. y los US$ 800 millones. Este volumen de dinero a recaudar superaría en seis veces los cálculos que contenía el proyecto de ley que creó este beneficio, los que llegaban a solo US$ 128 millones.

El socio de DyP Abogados, Rubén Bustillos, considera que la meta de Hacienda fue bastante exigua y considera que la recaudación superaría los US$ 800 millones y que, incluso, podría llegar a US$ 1.000 millones.

¿Qué está impulsando ahora este aumento de interesados en ocupar esta norma transitoria?

Nuevos procedimientos que está utilizando el SII para simplificar el sistema. El 1 de octubre, por ejemplo, implementó un sistema online para que los declarantes presenten sus antecedentes.

Y al margen de las normas locales, hay otros factores a nivel global. Tras los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York en septiembre de 2001, las medidas internacionales contra el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo obligaron a los bancos a transparentar el origen de los dineros de todos sus clientes.

Además, a partir de 2017 operará un sistema automático de intercambio de información en el marco de diversos grupos internacionales.

Bancos exigen a sus clientes regularizar sus dineros

Según el abogado de BDO Tax & Legal, Rodrigo Benítez, el interés de los contribuyentes chilenos por regularizar su situación no solo responde al incentivo tributario, sino a que las condiciones que impone hoy el sistema financiero internacional hacen imposible mantener ahorros o inversiones no declaradas. Los propios bancos, de hecho, están exigiendo a sus clientes regularizar su situación tributaria.

Es el caso del Credit Suisse, que en agosto de este año envió cartas a sus clientes con domicilio en Chile notificándoles sobre las condiciones que debían cumplir para seguir siendo clientes del banco. “Es importante para nosotros que su relación con Credit Suisse cumpla las exigencias de las transacciones transfronterizas y que opere con todas las normas suizas y chilenas aplicables para clientes en Chile (…) le rogamos que nos proporcione pruebas del cumplimiento de las obligaciones tributarias de cada beneficiario residente en Chile de los activos mantenidos con Credit Suisse”, señala el texto que llegó a los clientes.

¿Qué ocurre si un contribuyente no concurre a este proceso de regularización? Chile ha suscrito convenios multilaterales de información con los servicios de impuestos de casi todo el mundo y partir de enero de 2017 el intercambio de información será automático, de acuerdo con los parámetros establecidos por OCDE, el G20 y el Grupo de Acción Financiera Internacional.

“El secreto bancario se cae. Los bancos europeos hoy están invitando a sus clientes chilenos y dan tres opciones: acójase al 8%, dígame que está en proceso de acogerse o tome su plata y váyase”, señala Rubén Bustillos, socio de DyP Abogados.

En la práctica, si un contribuyente no acude dentro de este año al SII y tiene patrimonio o utilidades en el exterior de años tributarios anteriores, enfrentará montos mayores a pagar al SII.

Si ya están en incumplimiento, a partir del 1 de enero de 2016 afrontará la tasa que le corresponda del Impuesto Global Complementario -40% hoy o 35% a partir del 1 de enero de 2017-, pero además tres veces el impuesto eludido, intereses de 1,5% mensual (18% anual), e inflación (IPC).

En cambio, si tributa a partir de 2016, pero no está rezagado (no son montos provenientes de años tributarios anteriores), deberá pagar solo el tramo de su Global Complementario.

Por ello, pagar el 8% este año “no es un mal ofertón”, dice Bustillos.

SII despejó dudas sobre origen de los recursos

Según el abogado de Salcedo y Cía, Claudio Salcedo, un oficio presentado por el SII el 27 de julio de este año aclarando qué antecedentes el contribuyente debe entregar para explicar el origen de los recursos, contribuyó para que este proceso se destrabara.

El órgano fiscalizador le entregó “valor” al relato del contribuyente como complemento de la evidencia de los documentos. Esto, asumiendo que hay dineros que se invirtieron en el exterior incluso antes de la década del setenta y que algunos bancos de la época han desaparecido o se han fusionado con otros.

Marcelo Laport, socio de Grasty Quintana Majlis & Cía, valora que el oficio haya definido lo que se entiende por el concepto de trazabilidad razonable.

“Este concepto se refiere al período de tiempo por el cual uno debe tener documentación para acreditar el origen del dinero. El SII es claro en que basta con la información que entregue el banco. Si un banco extranjero entrega información por 10 años, uno debe llevar ese período de tiempo. En cambio, si el banco le entrega información por 5 años, ese es el período exigido”, explica.

Además, contribuyó el mecanismo online implementado, aunque hay consenso entre los tributaristas en la importancia de que sigan existiendo las audiencias de prefactibilidad presenciales, pues de esta forma se asegura la confidencialidad de los datos.

¿En qué consiste el examen de prefactibilidad? Es la audiencia a la cual acuden los abogados de una empresa para presentar en la subdirección jurídica del SII los antecedentes y evaluar si ese contribuyente califica para acceder a la tasa de 8%. Uno de los aspectos relevantes que los abogados valoran de esta instancia es la confidencialidad con que ha operado el SII. En esta audiencia, los abogados -principalmente estudios jurídicos y firmas de auditoría- no tienen la obligación de entregar ningún dato que permita identificar cuál es el contribuyente que están representando. El sentido de este criterio es darles tranquilidad a contribuyentes que todavía tienen dudas respecto de este proceso y temen que estos antecedentes puedan ser posteriormente usados en un proceso de fiscalización.

Un dato que revela cuánto ha aumentado el interés de los abogados por concretar reuniones para la audiencia de prefactibilidad es que hace tres meses el SII daba hora para la semana siguiente y ahora tarda un mes para que se concreten estas citas, señala Bustillos.

Al optar por la plataforma online , en cambio, es necesario que el declarante se identifique. Por ende, la recomendación de los expertos es que se opte por el camino online solo una vez que el SII ha garantizado presencialmente que ese postulante califica.

Crisis de los setenta y dólar a $39: el origen de los dineros

Según Claudio Salcedo una parte importante de los dineros invertidos en el exterior datan de los años setenta en plena crisis política, pero también hay una parte importante que salió en los años ochenta, cuando algunas familias chilenas aprovecharon el tipo de cambio fijo a $39 para ahorrar en dólares y mandarlos al exterior: “Me ha sorprendido la capacidad de ahorro de algunos, que sacaban todos los años hasta US$ 50 mil”, señala.

Bustillos agrega otras fuentes de migración de divisas: empresas chilenas que han pagado bonos en el exterior a sus empleados y exportadores que dejaron parte de sus ganancias afuera.

Un aspecto interesante respecto del plazo que se considerará para que los contribuyentes puedan acogerse a la tasa de 8% ha surgido de las propias interpretaciones del SII. Esto, porque si una empresa exportadora registró utilidades en 2015 -las que deben declararse en abril de 2016 y que, por lo tanto, no se encuentran en estos momentos en situación de incumplimiento-, podrán acogerse al beneficio. “La gracia está en que el SII permitirá incluirlas en la declaración del 8%”, afirma Bustillos.

¿Prórroga del beneficio más allá de diciembre?

Existe consenso en que el interés por utilizar este beneficio superó las expectativas y, en esa línea, los abogados coinciden en la necesidad de prorrogar su uso más allá del 31 de diciembre.

En lo que no hay consenso es en el mecanismo legal para hacerlo. Según Rodrigo Benítez, sería razonable hacerlo por la vía administrativa: “El SII está facultado para ampliar el plazo de declaración”, considera.

Marcelo Laport, en cambio, señala que se requiere de una nueva ley, aunque precisa que el SII podría aceptar que quienes piden el examen de prefactibilidad en audiencia o postulen antes del 31 de diciembre, queden acogidos al sistema.

US$ 128 millones
es la recaudación estimada por Hacienda
por los capitales que se acojan este año al 8%. Pero según las estimaciones de mercado, los ingresos por este concepto se moverían entre los US$ 400 millones y los US$ 800 millones.

8%
es la tasa que opera este año para el beneficio de la repatriación.
A partir del 1 de enero de 2016, la tasa que deberán pagar dependerá del tramo del Impuesto Global complementario que le corresponda a ese contribuyente y que puede llegar a un máximo de 40% (nivel máximo que baja a 35% a partir del 1 de enero de 2017).

Fuente: Economía y Negocios Online. 11 de octubre de 2015. Por Silvana Celedón y Pablo Obregón.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.