ABOGADOS CUESTIONAN NORMA ANTIELUSIVA Y SU VIGENCIA

ABOGADOS CUESTIONAN NORMA ANTIELUSIVA Y SU VIGENCIA

El ex director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Ricardo Escobar, y uno de los participantes de la redacción del protocolo de acuerdo que ayudó a destrabar la tramitación de la Reforma Tributaria, el socio del estudio jurídico Guerrero Olivos, Sebastián Guerrero expusieron ayer ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados su opinión sobre el proyecto de simplificación de la Reforma Tributaria.

Escobar comenzó destacando, lo que a su parecer, eran los avances de la iniciativa legal, como que elimina y reduce complejidades entre la interacción del sistema de renta atribuida y semi integrado; elimina y simplifica registros; norma el tratamiento de rentas acumuladas; y corrige efectos no deseados en materia del Impuesto de Valor Agregado (IVA) relacionados a arriendos, contratos de leasing y subsidios fiscales.

Dicho esto, el ex titular del SII dio paso a lo que denominó como “materias pendientes de simplificación”.

En este punto, resaltó que la redacción de la vigencia de la norma antielusión no es clara.

Ejemplificó que en casos de contratos  que  habían dado lugar a una pérdida suscrito previo al 30 de septiembre de 2015, su efecto quedaría  agotado, sin embargo, la pérdida puede arrastrarse a lo largo de varios años.

En ese sentido, afirmó respecto de la creación de esta norma que: “tengo un profundo desacuerdo con la técnica que se usó. Se ha importado un diseño teórico que está muy ajeno a nuestro derecho civil, constitucional, etcétera”.

Además cuestionó que “en el ejercicio, en los próximos años va a generar muchos conflictos” ya que “puso la carga de la prueba en el SII, cosa que es innecesaria”

Al respecto, estimó que esta norma debe ser revisada y modificada por una legislación más acorde a la realidad normativa local, lo que supone un trabajo de más largo aliento.

Asimismo, consideró que también se debería pensar en crear un consejo o algo similar que trabaje en la creación de un ley de pago de impuestos a la renta que sea más clara y accesible para todos los contribuyentes del país. “Creo que esto requiere de un esfuerzo mayor de política pública”, aseveró.

Otro aspecto en que fue muy crítico fue en la norma de pago de impuestos por exceso al endeudamiento y de rentas pasivas que puede chocar con beneficios tributarios de  tratados internacionales. “Aparece como una especie de burla al tratado, cuando se le aplica una norma distinta (…) Especialmente si es que esto no ha quedado estipulado en el propio tratado”, señaló.

A su turno, el tributarista Sebastián Guerrero afirmó que la simplificación a la Reforma Tributaria “es un gran avance, al  simplificar una serie de normas que no quedaron lo suficientemente claras”.

Indicó que “es una avance dejar la renta atribuida a lo que siempre debió haber sido” Pero advirtió que “todavía quedan algunas cosas pendientes”.

En ese sentido, Guerrero centró sus aprensiones en la aplicación de la norma general antielusión. “La no retroactividad fue parte del protocolo de acuerdo de la Reforma y señalaba que la norma general antielusión sólo aplicará para los actos, contratos y transacciones futuras a partir de la entrada en vigencia de la norma. Creo que los que participamos en las redacciones de la norma no fuimos lo suficientemente claros en como quedó redactada en la ley aprobada. Esa no claridad en la redacción dio pie a que el Servicio de Impuestos Internos sacará este año una circular que fue más allá de lo que la norma quería”, advirtió.

Guerrero llamó a respetar el espíritu “de lo que fue negociado y conversado y con la actual redacción se transgrede sin querer el espíritu”.

 

¿Le fue útil este artículo?

Fuente: Pulso. 22 de diciembre de 2015. Por J. Palacios y L. Aravena.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.