FRAUDE AL FUT: RECHAZAN RECURSO DE NULIDAD Y CONFIRMAN CONDENAS  A 14 CONTRIBUYENTES

FRAUDE AL FUT: RECHAZAN RECURSO DE NULIDAD Y CONFIRMAN CONDENAS A 14 CONTRIBUYENTES

La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó, de manera unánime, el recurso de nulidad interpuesto contra la sentencia dictada en mayo pasado por el Octavo Juzgado de Garantía capitalino —en el caso conocido como fraude al FUT— que condenó a la pena de 541 días de presidio, con el beneficio de la remisión condicional, a 14 contribuyentes por infracción al artículo 97 N°4 del Código Tributario y soborno. Además, determinó que los condenados deben pagar al fisco una multa equivalente al 10% de lo defraudado.

De esta forma, la Undécima Sala del tribunal de alzada, compuesta por los ministros Hernán Crisosto, Alejandro Rivera y Jorge Norambuena, ratificó la sentencia en primera instancia que, en procedimiento abreviado, condenó a Patricio Dagoberto Urbina Moreno, Edison Eduardo Lagos Segura, Yasmín Angélica Bathich Peñaloza, Antonieta de las Nieves Esparza Gómez, Gustavo Adolfo Herrera Retamal, Enriqueta de las Mercedes Cabello Martínez, Raimundo Tapia Tapia, Juan Pablo Alexander Méndez Morán, Raúl Eduardo Roa Roa, María Tomasa Pereira Leal, Adelina del Carmen Villalón Chiguallán, Marcelo Enrique González Castillo, Homicinda de las Mercedes Riveros Castañeda y Orlando Eduardo Báez González.

El mecanismo

La sentencia del juzgado de garantía estableció que a partir de 2007 el fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos (SII) Iván Álvarez Díaz, “aprovechando la experiencia adquirida en tal calidad y los conocimientos especiales que en el cumplimiento de ese rol adquirió respecto de los sistemas de la institución”, diseñó y utilizó un método destinado a defraudar al fisco que se basaba en la rectificación de datos contenidos en las declaraciones de diversos contribuyentes afectos al impuesto a la renta de primera categoría, “que permitiría obtener a aquellas personas que así lo desearen, a cambio del pago de la correspondiente comisión, devoluciones improcedentes de tributos pagados durante ejercicios tributarios anteriores, con el perjuicio fiscal respectivo”.

Así, consultó indebidamente en el sistema a contribuyentes y reclutó a diversos contadores dispuestos a intervenir en el fraude, a quienes solicitaba y de quienes recibía dineros ascendentes en general a un 50% de aquellos fraudulentamente obtenidos. Entre los contadores que accedieron a participar se encuentran Francisco Civit Jeraldino, Horacio Maiquel Soto, Orlando Carvajal Rojas, Sergio Díaz Córdova y Juan Carlos Prieto Lizama, todos actualmente condenados.

Además, existen 122 contribuyentes que concertados con estos últimos y con los funcionarios del SII —Álvarez Díaz y Mitzi Leda Carrasco Rioseco— obtuvieron maliciosamente devoluciones de impuestos por concepto de Pérdidas de Utilidades Absorbidas (PPUA), utilizando fraudulentamente el mecanismo establecido en el artículo 31 N°3 de la Ley sobre Impuesto a la Renta a través de la presentación de declaraciones rectificatorias de Formulario 22, sobre Impuestos Anuales a la Renta, con información falsa, hechos ocurridos entre los años tributarios 2007 y 2012 por montos totales defraudados de $2.706.000.000.

Para lograrlo se efectuó la rectificación vía Internet de los Formularios 22 originales donde se incrementaba o elevaban costos directos de los bienes y servicios, “que no tenían respaldo documentario ni registro en la contabilidad del contribuyente, conformando de esa forma una aparente pérdida tributaria en la determinación de su Renta Líquida Imponible”. Además, se incorporó un monto en dicho formulario que correspondería a un remanente de crédito por impuesto de primera categoría y cuyo cálculo se efectúa con datos contenidos en el documento del año anterior; sin embargo, en el formulario respectivo “dichos códigos están en blanco, es decir, no habían tales montos declarados”.

Las modificaciones efectuadas a estos datos permitieron a los imputados obtener la devolución de impuestos simulando que se cumplía con los requisitos legales y aparentar la existencia de una pérdida tributaria y de un impuesto pagado contenidos en el artículo 31 N°3 de la Ley de la Renta, que indica que “los contribuyentes afectos al Impuesto de Primera Categoría que obtienen pérdidas que absorben utilidades acumuladas generadas en ejercicios anteriores se considerará a su respecto, como pago provisional, el impuesto pagado por dichas utilidades absorbidas”.

Fuente: EL MERCURIO LEGAL

tabs-top

Los comentarios están cerrados.