JORRATT CRITICA REGIMEN SEMIINTEGRADO

JORRATT CRITICA REGIMEN SEMIINTEGRADO

El paso a la vereda contraria del rol que tuvo como titular del SII lo dio en enero, cuando asumió como  director asociado de Balada Consultores.

 

Usted fue uno de los arquitectos de la reforma tributaria que ha impulsado este gobierno. Hoy, como asesor, ¿ha detectado agujeros que no previeron? 

Uno empieza a darse cuenta de que quedaron algunos vacíos. Pero no tanto en la renta atribuida, sino que en el sistema que se creó sobre la marcha, que es el semiintegrado. Con el semiintegrado habrá una sobretasa de 9,45% que deberán pagar los dividendos y retiros de utilidades, por encima del global complementario que pagan las demás rentas que reciben las personas naturales. Y eso va a generar problemas.

¿Qué problemas?

El principal problema es que eso crea un incentivo al endeudamiento de las empresas,  porque los dividendos pagarán hasta 44,45%, pero los intereses, sólo 35%. Entonces, si yo fuera inversionista, preferiría tener un bono de la empresa que acciones. Eso lleva a una figura de elusión, que es aportar capital como si fuera deuda. Así, en vez de sacar dividendos, saco intereses.

¿Eso es simulación?

Claro. Y creo que ahí será difícil aplicar la norma antielusión, porque uno podría decir que una persona tiene el legítimo derecho de aportar deuda como capital, al menos en un rango razonable. Pero eso va a significar que del 9,45% extra, una parte importante no se va a recaudar. En las sociedades más chicas, por ejemplo, una sociedad de personas con un socio persona jurídica que no se pueda acoger al atribuido, probablemente, lo que va a pasar es que los sueldos patronales van a crecer. Porque el socio va a preferir sacar la plata como sueldo asignado que como retiro. El sueldo paga máximo 35%, mientras el retiro, máximo 44,45%.

 

 

¿Usted podría asegurar que ya hay formas de esquivar una ley que tiene menos de dos años? 

Sí, hay. Para que la gente que en principio no puede optar por renta atribuida lo haga, tiene que reestructurarse. Y el que se quede en el semiintegrado, va a ver la forma de no pagar el 44,45%.

¿Ve riesgo de que esta ingeniería tributaria lleve a una recaudación inferior a la estimada por el gobierno?  

El punto débil para la recaudación está en los vacíos que tiene el régimen semiintegrado, porque puede haber espacio de planificación. En principio, no pensaba que pudiera afectar tanto la recaudación, pero ahora tengo un poco más de dudas. Porque, claro, en el extremo a lo mejor uno llega a una situación donde el semiintegrado va a pagar 27%, pero a lo mejor el 44,45% nunca se va a pagar y quizás se va a estar más cerca del 35%, con todas estas figuras elusivas que acabo de describir. Por ende, creo que en el impuesto a la renta la recaudación podría ser más baja, por los espacios que abre el sistema semiintegrado.

¿Qué tan significativa podría ser la variación de la recaudación? ¿Cuánto menos podría recaudar el Fisco?

No me puedo casar con una cifra, pero no creo que sea tanto. De todas maneras, creo que va a haber una recaudación significativa. Puede que se cumplan los US$ 8.300 millones en régimen, porque se pierde por un lado, pero se crece en otro. Además, está el tema de la reducción de la evasión, que ha sido mayor a lo esperado.

 

Reforma 3.0: inversión y ahorro 

Esta semana, el SII presentó un borrador de circular sobre los regímenes de impuesto a la renta y abrió un período para sugerencias. ¿Qué perfeccionamientos recomendaría? 

Creo que la circular no es tan necesaria  para que las empresas puedan decidir, porque los aspectos generales están en la ley. Pero hay cosas que se pueden mejorar. A ratos cuesta leer la circular. Se podría tratar de simplificar la redacción o aspectos de ese orden. También quedan dudas con el incentivo a las utilidades reinvertidas.

¿Por qué?

Porque la interpretación del SII de cómo se revierte el incentivo es discutible. Lo que da a entender la circular, es que cualquier distribución posterior de utilidades se considerará un reverso del ahorro inicial, a pesar de que las utilidades reinvertidas sigan creciendo (…). El Servicio interpretó que cualquier ahorro a futuro tiene el efecto de revertir el ahorro que se hizo antes, aun cuando mi ahorro siga aumentando. Pero uno podría haber interpretado que si sigo aumentando utilidades reinvertidas no tengo por qué perder lo que invertí antes.

¿Eso debilita el incentivo al ahorro?

Claro, es menor el incentivo a ahorrar. Yo no era partidario de haber entregado ese incentivo, pero lo que digo es que si ya se entregó, que se haga bien.

 

Pero como especialista en materia tributaria, ¿cree que dado el escenario actual de desaceleración es necesario introducir incentivos al ahorro y la inversión? 

Podría haber. El único incentivo útil desde el punto de vista tributario para incentivar inversión es la depreciación. De hecho, la propuesta inicial de reforma tributaria era que hubiera depreciación instantánea, pero eso no alcanzó a estar en el proyecto de ley. Originalmente, planteamos un sistema de renta atribuida con depreciación instantánea, ya que el permitir rebajar como gasto la compra de activo fijo inmediatamente es el mejor incentivo a la inversión y no tiene vacíos para evadir impuestos. Cuando se estudian los efectos de incentivos tributarios, el único que muestra efecto significativo es la depreciación instantánea con plazos fijos. Se podría haber dado un plazo de dos años.

 

 

Los cambios

La reforma a la reforma que se aprobó este año, ¿logró simplificar la norma? 

Eliminar la opción para un conjunto de empresas de elegir un régimen no era simplificar. La única simplificación buena es que se eliminaron algunos registros del sistema de renta atribuida. Aunque yo habría sido partidario de eliminarlos todos, porque no sirven para nada. ¿Cómo uno mide si es más simple o no? El proyecto de circular sobre regímenes de impuesto a la renta es una sola circular que reemplaza a cuatro. Esta tiene 223 páginas… Las otras cuatro sumaban 230. O sea, se logró simplificar en siete páginas.

¿Qué le parece que algunos sectores estén hablando de impulsar un nuevo cambio tributario en el próximo gobierno? ¿Hay espacio para mejorar? 

Lo veo difícil, porque esta reforma es para financiar gastos comprometidos. Sin reforma habría que  recaudar por otros lados. Y ¿cómo recaudar? ¿Subiendo el IVA? Eso sería impresentable. Además, si la oposición analiza el sistema tributario, debería darse cuenta de que en términos de carga a empresas, es razonable lo que tenemos ahora. Aunque los detalles siempre se pueden perfeccionar. De hecho, yo mismo podría hacer una propuesta sobre cómo simplificar el sistema, porque si me dijeran diseña un nuevo sistema tributario, lo cambiaría.

¿Dejando sólo renta atribuida? 

(Ríe) Dejaría el régimen atribuido con ciertos cambios. A mí me gusta el atribuido,  pero reconozco que puede ser complejo en ciertas sociedades anónimas grandes, al distribuir las rentas. Porque la persona natural está muy lejos de la sociedad (…). Tenía su complejidad, pero era solucionable. Y el problema era incluso menos importante con la propuesta original de reforma que se hizo, antes del proyecto de ley. La propuesta era poner una tasa de 30% a la empresa y 30% como marginal de las personas. Igualar la tasa. Así se evitaban los problemas y también se podría simplificar mucho el tema de los registros.

¿Los cambios que se fueron incorporando en el camino respondieron a criterios técnicos o a presiones políticas?

A lo político, las presiones eran para meter el sistema semiintegrado. Hubo muchas presiones de grupos de interés. Por ejemplo, para echar abajo las derogaciones de renta presunta.

¿Considera que se desnaturalizó la propuesta tributaria del programa de la Nueva Mayoría?    

Lo que salió no es lo mismo, pero tampoco está tan lejos, porque la idea principal se mantiene. Lo que nosotros queríamos cambiar con la reforma tributaria era que en el sistema antiguo las rentas del capital tenían un tratamiento muy preferencial, porque pagaban mucho menos en impuestos que el equivalente en rentas del trabajo. Y eso, a pesar de que hay dos sistemas que a uno no le gustan, las rentas del capital van a pagar algo razonable en comparación a otras rentas. La reforma fue un cambio importante.

Fuente: LA TERCERA

tabs-top

Los comentarios están cerrados.