NUEVA CIRCULAR  SOBRE ENDEUDAMIENTO DE EMPRESAS

NUEVA CIRCULAR SOBRE ENDEUDAMIENTO DE EMPRESAS

Chile se ha mostrado activo en ir con la línea que busca la OCDE, y en la Reforma Tributaria se incluyeron las normas CFC (sobre elusión), y posteriormente se hicieron algunos cambios al sistema de precios de transferencia, todo en la línea de evitar que las empresas tengas más gastos en los países con mayor carga tributaria, dirigiendo los ingresos a países que tienen una menor carga, para pagar menos impuestos.

Lo último en ese ámbito que emitió el Servicio de Impuestos Internos (SII), fue la circular 34, publicada la semana pasada y que estuvo en mayo en consulta pública.

Esta circular cambia las reglas del sobre endeudamiento de empresas con otras compañías relacionadas.

¿Por qué? Porque ahora para realizar el cálculo de endeudamiento, se deben considerar las deudas tanto con empresas extranjeras, como con empresas relacionadas en Chile. De esta manera la circular señala: “cabe recordar que de acuerdo a lo establecido en el artículo 41 F de la LIR (Ley de Impuesto a la Renta), se entiende por Endeudamiento Total Anual (ETA), la suma que se efectúe al término de cada año comercial, de los valores de los créditos y pasivos que indica la Ley, contratado con partes domiciliadas, residentes, constituidas o establecidas en el exterior o en Chile, sean relacionadas o no”.

Este cambio en las reglas, según expertos, haría que llegar a un sobre endeudamiento para las empresas sea más fácil, y por lo tanto tengan que tributar no con una tasa preferencial de 4%, sino de un 35%.

El sobre endeudamiento se calcula cuando la deuda tiene una relación de 3 a 1, vale decir que la deuda sea 3 veces el patrimonio de la empresa. Para esto, la deuda local se aplica al momento de calcular la base del endeudamiento de una empresa.

Marcelo Muñoz, socio de Salcedo & Cía, explica que “es una ofensiva de la legislación chilena contra la elusión tributaria internacional y que sigue la guía y las acciones de la OCDE. La circular especificó lo que tiene que ver con la normativa de los paraísos tributarios que ya existían y otros regímenes”.

Se hace esta distinción, porque la circular nombra una serie de parámetros para considerar que un país tiene una carga tributaria baja, como que sea de un 50% o menos del impuesto corporativo chileno, que no existan tratado de intercambio de información o de doble tributación, entre otros.

Basta con que un país cumpla con dos de los requisitos, para que el SII suponga que la empresa que tiene un sobre endeudamiento está relacionada con la empresa que le presta el servicio en el exterior. Pero en el caso que la empresa con la que se tiene la deuda pertenezca a un país OCDE, el SII no hace esta suposición.

Soledad Recabarren, socia de Recabarren y Asociados expresa que “al final del día lo que están diciendo es que no uno puede acogerse a tasas preferentes cuando son operaciones entre partes relacionadas. Si se mete mucho gasto acá, termina no pagando impuesto en Chile y lo más seguro es que el acreedor esté en una jurisdicción con impuestos más baratos”.

Por lo mismo la experta sugiere que las empresas estén atenta a estas nuevas reglas “si no se está relacionado, tienes que acreditar que no es así, y si se prueba se va a asumir que es una empresa vinculada al grupo, por lo tanto tiene que acompañar los registros de propiedad y la cadena de propiedad”.

Fuente: PULSO

tabs-top

Los comentarios están cerrados.