SII INVESTIGA EVENTUAL ESTAFA EN CASO CAVAL

SII INVESTIGA EVENTUAL ESTAFA EN CASO CAVAL

En enero, la Fiscalía Regional de O’Higgins abrió una nueva arista del caso Caval, la cual involucraba las supuestas asesorías que la firma de Mauricio Valero y Natalia Compagnon prestaron, en 2012, a Gonzalo Vial Concha, propietario de Inversiones Graneles del Sur S.A.

Casi tres meses después, el empresario de la Sexta Región se querelló en  la causa por el presunto delito de estafa, la cual podría incorporar nuevos intervinientes en esta línea investigativa del Ministerio Público.

Según expuso en la acción judicial Vial Concha, habría sido víctima de un engaño por dos negocios que celebró con Caval, en los que sólo hablaba con Compagnon. De acuerdo a lo señalado por el empresario, pagó $ 1.000 por asesorías mineras, las cuales habrían sido copiadas de internet.

Además, sostuvo que Caval le ofreció asesorías “en temas de seguridad y detección de fraudes a través de expertos de su empresa y/o externos, razón por la cual, al poco tiempo comenzó a entregarme información y documentos, que daban cuenta de maquinaciones de ejecutivos, cuyo objeto aparente era defraudar a mi empresa”. Sin embargo, Vial advirtió que estos antecedentes estaban adulterados y eran falsos.

La acción judicial no sólo permitiría a la fiscalía tener nuevos antecedentes en la causa, sino que además abrió la posibilidad de que el Servicio de Impuestos Internos (SII) se haga parte en esta arista del caso.

Según aseguraron fuentes de la causa, el martes el ente recaudador solicitó al Ministerio Público la copia de la carpeta investigativa de esta arista.

Estos tomos acumulan todos los antecedentes sobre los servicios que contrató Vial Concha de Caval, además de declaraciones que apuntan hacia una eventual estafa.

De acuerdo a fuentes de la investigación, algunas de las interrogantes tributarias que abrió al querella del empresario de la V Región dicen relación con el respaldo de los pagos por estas asesorías, a raíz de uno de los detalles de la acción judicial. Este es: “Si bien es cierto no se celebró contrato alguno en relación a estas ‘asesorías’, ni existen facturas directamente asociadas a ellas, no lo es menos que estuve dispuesto a pagar cifras importantes -que no guardan relación alguna con los servicios efectivamente prestados en los informes antes detallados- por los otros trabajos realizados por Caval”, indica la querella.

Fuente: LA TERCERA

tabs-top

Los comentarios están cerrados.