CHINA COBRARA IMPUESTOS A EMPRESAS CONTAMINANTES

CHINA COBRARA IMPUESTOS A EMPRESAS CONTAMINANTES

Pocos días después de una ola de polución que mantuvo en alerta roja durante seis días a una importante zona del norte del país, la Asamblea Nacional Popular (ANP), el máximo órgano legislativo de China, aprobó una ley que aplicará a la industria impuestos específicos de protección ambiental por primera vez, a partir de 2018, dentro de las iniciativas para combatir la contaminación.

La nueva normativa, aprobada el domingo en la reunión del Comité Permanente de la ANP, entrará en vigor el 1 de enero de 2018 y será “clave en la lucha contra la contaminación”, según el director del departamento de política fiscal del Ministerio de Finanzas, Wang Jianfan.

Este código se aplicará a las empresas e instituciones públicas que emitan directamente al medio ambiente los agentes contaminantes incluidos en su texto.

“La nueva ley hará que los contribuyentes tengan más conciencia ambiental”, señaló Wang, quien añadió que las empresas deberán “actualizar su tecnología y cambiar a métodos de producción más limpios”.

Los contaminadores deberán pagar 1,2 yuanes (0,16 euros) por cada 0,95 kilogramos de dióxido de azufre que emitan, y 1,4 yuanes (0,19 euros) por kilo de demanda química de oxígeno, que mide los contaminantes orgánicos del agua. Pero el dióxido de carbono (CO2), principal gas de efecto invernadero responsable del calentamiento global, no aparece en la lista de emisiones contaminantes gravadas. China es el primer emisor mundial de gases de efecto invernadero, según France Presse.

Asimismo, la contaminación acústica también estará penada con cantidades mensuales de entre 350 y 11.200 yuanes (48 y 1.540 euros, respectivamente) dependiendo de los niveles de decibelios, y los residuos sólidos tendrán una tasa de entre 5 y 1.000 yuanes (0,68 y 138 euros, respectivamente) por tonelada.

Las autoridades provinciales podrán aumentar hasta 10 veces las tasas originales por contaminación atmosférica e hídrica con el permiso de las asambleas populares, apunta EFE.

El gobierno chino comenzó a cobrar tasas por la emisión de agentes contaminantes en 1979, y el año pasado recaudó 17.300 millones de yuanes (US$ 2.490 millones) de 280.000 empresas. Sin embargo, algunas provincias explotaban lagunas jurídicas para eximir a grandes compañías del pago de estas tasas, y debido a ello los reguladores llevaban años solicitando reemplazar este sistema por una ley que redujera injerencias de ese tipo.

Según el diario oficial Global Times, que cita al portal financiero China Securities Journal, el nuevo impuesto de protección ambiental recaudará 50.000 millones de yuanes (US$ 7.200 millones) al año.

El profesor de la Universidad de Tsinghua, Shi Lei, quien estudia la política ambiental e industrial, dijo que la legislación podría ser un “punto de inflexión” histórico. “Esto envía un mensaje claro a la industria: usted cambia, o usted muere,“ dijo Shi al diario South China Morning Post.

POR Fernando Fuentes

Fuente: LA TERCERA

tabs-top

Los comentarios están cerrados.