SUIZA RECHAZA REFORMA DE IMPUESTO A EMPRESAS

SUIZA RECHAZA REFORMA DE IMPUESTO A EMPRESAS

Una dura derrota sufrió ayer el gobierno suizo después que los ciudadanos rechazaran contundentemente una reforma tributaria que buscaba alinear al país con los estándares internacionales y que era respaldada por los empresarios.

Un 59,1% de la población votó en contra de la iniciativa que fijaba la eliminación de las exenciones tributarias para las multinacionales, que emplean a 150 mil personas y contribuyen la mitad de los impuestos corporativos federales. Para que la nación se mantuviera competitiva, el proyecto también permitía que los cantones -las regiones suizas- recortaran sus tasas corporativas e incluía otros beneficios para las empresas, como rebaja de gravámenes sobre la investigación y desarrollo y sobre las patentes creadas ahí.

A los votantes les preocupaba que estas ventajas pusieran presión sobre las finanzas públicas.

“Tuvimos éxito en mostrarles a los ciudadanos los efectos negativos que esta reforma habría tenido. Calculamos que habría generado una carga tributaria adicional de 1.000 francos (US$ 997) por hogar y recortes a los servicios públicos, como las escuelas”, comentó a Bloomberg Vania Alleva, presidenta del sindicato Unia.

En la mira

Durante los últimos años, el pequeño territorio ha sido criticado por la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) por el trato especial que los cantones les dan a las firmas extranjeras. En algunos casos, casi no pagan gravámenes más allá del tributo federal de 7,8%, acotó Reuters.

Hace tres años, Suiza acordó con la OCDE eliminar el estatus especial en 2019, pero ahora ese plazo no podrá cumplirse tras la negativa de la ciudadanía.

Luego de conocerse los resultados, el gobierno afirmó que necesitará un buen tiempo para analizar una nueva propuesta con los cantones.

“No será posible encontrar una solución de la noche a la mañana”, declaró el ministro de Finanzas, Ueli Maurer, quien adelantó que podrían demorarse 12 meses en elaborar otra iniciativa y varios años en implementarla.

La autoridad advirtió que las empresas podrían dejar de invertir en Suiza o incluso abandonar el país.

“El rechazo de esta reforma lleva a una incertidumbre legal que podría tener consecuencias negativas sobre las actividades de inversión de las empresas”, alertó en un comunicado Swissmem, el gremio de las industrias de ingeniería mecánica y eléctrica.

Según la consultora BAK Basel, las multinacionales generaron cerca del 12% de la producción económica y 9% del empleo en 2015.

¿Le fue útil este artículo?

Fuente: La Tercera. 14 de febrero de 2017. Por Constanza Morales.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.