IMPUESTO VERDE AUMENTA RECAUDACIÓN EN 2016

IMPUESTO VERDE AUMENTA RECAUDACIÓN EN 2016

La reforma tributaria, aprobada en 2014, trajo una innovación en el pago de impuestos para los automovilistas. El llamado “impuesto verde” ya cumple dos años operativo y la recaudación ha ido al alza.

Según los datos de la Tesorería General de la República, los ingresos por dicho gravamen llegaron a $48.908 millones, casi 40% más que lo registrado en 2015, cuando fueron de $35.090 millones.

Ello vino de un universo de 229.470 nuevos autos en el parque automotor del país, dado que es un impuesto que pagan por una sola vez todas aquellas personas que compren automóviles nuevos para uso particular.

Se calcula considerando tres factores: niveles de emisión de gases contaminantes (óxido de nitrógeno, NOx), rendimiento urbano (km/litro) y precio de venta del vehículo.

El pago promedio en el caso de los autos a gasolina fue de $138.487 el año pasado, mientras que los a diésel llegaron a $704.270. Sin embargo, este año el promedio subirá a $920 mil para los petroleros, según explica el tesorero Hernán Frigolett, dado que el factor de cálculo contaminante de las emisiones sube, pasando de 90 a 120 UTM, dada la emisión de NOx.

Frigolett comenta que uno de los objetivos del impuesto es hacer una contención de la importación de vehículos diésel, que son más contaminantes.

“Hicimos los cálculos y con el impuesto que los autos diésel pagarán en promedio en 2017 habría que recorrer muchos kilómetros para compensar el pago de impuesto”, agrega.

Ello, dado que muchos automovilistas prefieren comprar este tipo de vehículos dado que el litro del diésel es más barato que el de la gasolina, por la diferencia en el impuesto específico. En el caso de la bencina, es de seis UTM por metro cúbico, mientras que en el diésel es de solo 1,5 UTM por metro cúbico.

En general, los vehículos de trabajo, de uso de la empresa, están exentos de pago, mientras que los taxistas deben pagar este impuesto, pero una vez inscrito su vehículo nuevo como taxi en el Ministerio de Transportes, pueden solicitar la devolución de su dinero junto a la Tesorería.

Valor a cancelar según el modelo

Según los datos de Tesorería, el impuesto más caro el año pasado lo pagó el Ferrari F12 TDF, con un monto de $11,1 millones; seguido del Aston Martin modelo Vanquish, con $6,9 millones, y otro Ferrari en el modelo F12 Berlinetta, con $6,5 millones.

El gravamen más barato, por otra parte, es el que cancela el Hyundai Eon, con $35.064, seguido por el Changan CV1, con $39.107, y el Chery New IQ, con $41.217. Entre las comunas que más aportan están Lo Barnechea, Las Condes y Pudahuel.

Fuente: Economía y Negocios Online. 4 de marzo de 2017.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.