LA PROPUESTA TRIBUTARIA DE MEO

La propuesta del PRO contiene diez medidas para “corregir” la reforma tributaria impulsada por el actual Gobierno.

La primera dice relación con las empresas, a las que se les aplicaría impuesto 0 sobre las utilidades reinvertidas, con un tope de 10 mil UF al año. Sobre ese límite, existiría una tasa impositiva del 35%, operado dentro de un sistema único de renta integrado.

Se propone modificar también el impuesto a las personas, para las que se crearía un nuevo tramo de rentas, que estaría por sobre las 30 mil UF anuales, tramo de “ultra-ricos” que pagaría un 40% de impuestos, se señaló.

Además, se busca subir los impuestos para los extranjeros no residentes. El ejemplo que dan para graficar la medida es simple: cuando Madonna venga a dar un concierto, que pague el 35% de impuestos. Hoy la cifra es 20%.

Otro ítem apunta a las casas de veraneo e inversiones en el extranjero. Se busca eliminar “el FUT histórico” aplicado a ellas, exigiendo el pago del 40% “que eludió en su tiempo”. De un 19 a un 20% subiría el IVA si se aplicara el documento y el impuesto al diésel sería igualado al del combustible.

En todo caso, se devolvería el 50% del impuesto específico al diésel a la industria y la minería. En tanto, se retasarían propiedades “agrícolas, rurales, industriales y urbanas”.

En cuanto a la repatriación de recursos que estén en el extranjero, se permitiría el ingreso de estos pagando por única vez el 10% de impuesto.

Como una manera de “compensar” a la ciudadanía por el aumento de impuestos, se propone garantizar un sueldo mínimo de 300 mil pesos, a partir de julio de 2018. En esa línea, las pensiones también quedarían establecidas en ese monto, pero desde enero de 2021, “post reforma tributaria”, dicen. Asimismo, se continuaría pagando el “Bono marzo”.

Extranjeros

2 (40%) 1 vote
tabs-top

Los comentarios están cerrados.