Nuevo proyecto de royalty

Luego de un día de diversas conversaciones y de una reunión que duró casi dos horas con parlamentarios de la Concertación, el Gobierno anunció que modificará en los próximos días el proyecto de ley que establece un impuesto específico a la minería.

El ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, indicó a la salida de este encuentro que el Ejecutivo perfeccionará tres variables que fueron cuestionadas por los parlamentarios: la duración de la garantía de invariabilidad tributaria, que les entregará a las empresas mineras tras el nuevo impuesto; la magnitud del crédito que recibirán las compañías durante los dos primeros años de vigencia del tributo y el nivel de la tasa que se aplicará.

Estos aspectos, dijo el ministro de Hacienda, deberán ser modificados de manera coherente. Eyzaguirre agregó que “vamos a jugar con estos tres parámetros, dentro de un proyecto que tenga un gravamen de un orden de magnitud similar o algo superior, pero no demasiado distinto”.

Señaló que con este proyecto se recaudarán US$ 140 millones al año, pero “eventualmente podemos hacer un redondeo hacia arriba”.

La idea del Ejecutivo es que cuando se reanuden las sesiones del Congreso, la primera semana de enero, el proyecto ya esté ingresado y pueda iniciarse de inmediato su discusión.

El Gobierno aún no tiene definido el tema de la urgencia. Lo único que tiene claro Eyzaguirre es que quiere sacarlo cuanto antes, porque “no queremos hacer de este un tema de la campaña presidencial”.

La propuesta que el lunes el Gobierno entregó a los parlamentarios -y que éstos rechazaron- contemplaba el cobro de un impuesto específico del 5% de las utilidades operacionales para las compañías con ventas superiores a US$ 5 millones.

Además, se ofrecía una invariabilidad tributaria de 15 años a las mineras y se les permitía descontar el 50% de los pagos durante los dos primeros años de vigencia del impuesto.

Rechazo de compañías

En tanto, un rotundo rechazo entregó el Consejo Minero a la propuesta del Gobierno para establecer un impuesto específico.

A través de un comunicado público, el gremio -que reúne a las 16 empresas privadas más importantes del sector- aseguró que el tributo propuesto por el Ejecutivo es discriminatorio, ya que afecta sólo a la minería, y carece de toda justificación.

Además, las mineras salieron con todo a defender su cuestionado aporte al país: aseguraron que durante este año pagarán tributos por más de US$ 900 millones, lo que representará el 20% de los impuestos de primera categoría que recaudará el Estado.

Respecto a la propuesta misma, fuentes de la industria expresaron su preocupación por los montos que se obtendrían.

Según sus cálculos, apuntan a que con un valor del cobre de entre US$ 1,2 y US$ 1,3 la libra -como ocurrió durante este año- la recaudación superaría los US$ 300 millones.

Miércoles 15 de diciembre de 2004
Reunión con parlamentarios de la Concertación:
Gobierno cede y modifica el impuesto a la minería
K. Niklander, A. Scherman

tabs-top

Los comentarios están cerrados.