Error en Ley de Royalty: a través de nueva ley y del SII se obligará a pagar a Escondida. 1

El presidente de la República, Ricardo Lagos, decidió finalmente zanjar la disputa que mantiene el gobierno con Minera Escondida por el pago del royalty.

El jefe de Estado instruyó a los ministros de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre y de Minería, Alfonso Dulanto para que anunciaran el envío de un proyecto de ley aclaratorio en los próximos días, el que ingresará con calidad de discusión inmediata.

Ello, con el fin de evitar que la invariabilidad tributaria en que quedó la japonesa Jeco Corporation y la International Finance Corporation (IFC) -que tienen el 10% y 2,5% de la propiedad de Escondida y que los exime del pago del royalty se extienda al resto de los accionistas: BHP Billiton y Rio Tinto, que poseen el 57,5% y 30% respectivamente, quienes sí renunciaron a la invariabilidad tributaria.

“En principio la decisión que el presidente nos ha dado es que se estaría mandando un proyecto de ley que está preparado, por lo demás, hace varios días”, afirmó Dulanto luego de reunirse con el mandatario y con Eyzaguirre, al término del almuerzo con el director de la OMC, Pascal Lamy.

El proyecto especifica que el royalty será devuelto a los accionistas minoritarios sujetos a la invariabilidad tributaria “como un crédito, como hay muchos impuestos que constituyen un crédito contra el pago de otros impuestos”, precisó Eyzaguirre.

En este sentido, explicó que “ellos tienen que pagar su PPM (Pagos Provisionales Mensuales) ahora en febrero, los socios mayoritarios, sólo que la instrucción que recibimos del presidente es que para que las cosas no queden en una cierta ‘elitis’ (sic) legal es mucho mejor aclarar por ley la forma en que se le devuelve a Jeco y no por la vía administrativa, que era lo que estábamos planteando”, dijo el ministro de Hacienda.

Hasta la semana pasada la opción del gobierno era que el Servicio de Impuestos Internos (SII) interpretara la ley para hacer este cobro y luego devolver el impuesto a quienes no les corresponda pagarlo, para lo que incluso el Ministerio de Hacienda envió un oficio a esa repartición estatal cuya respuesta se esperaba para esta semana.

Al término de la reunión, la empresa aún no se enteraba de esta nueva decisión, que vuelve a la idea original que planteó el Ejecutivo, cuando se hizo pública esta situación.

Identidad

Para Eyzaguirre, “la empresa está planteando una identidad que para nosotros no existe, está diciendo que basta que un socio tenga invariabilidad para que la empresa tenga invariabilidad, nosotros decimos, si un socio tiene invariabilidad se le respeta la invariabilidad al socio, pero no a los otros socios que no tiene invariabilidad, o sea no me extienda a partir de un socio, la regalía para todos los otros socios, eso no ha sido nunca el sentido de la ley y por tanto lo único que nos resta es dilucidar”.

El aporte de minera Escondida explica el 40% de los fondos recaudados para al Fondo de Innovación, y sin él, se reduciría en US$ 200 millones al 2010, de acuerdo a las estimaciones de Cochilco.

A juicio de Eyzaguirre no son las empresas las que pagan el impuesto a la renta, si no las personas, por lo que corresponde un pago diferenciado de los accionistas. “Siempre el impuesto a la renta ha sido con arreglo de las personas a los socios, nunca con arreglo a las empresas. En Chile las empresas no pagan impuestos, pagan las personas, en este caso, los socios”, detalló.

Historia

Desde que se hizo público que Escondida no pagaría el royalty, el gobierno tardó algunas semanas en comenzar con una ofensiva comunicacional para que la empresa minera pagara el impuesto.

Primero el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, argumentó que la decisión de la firma que hasta ahora había sido un ejemplo en la actividad minera, contravenía el espíritu de la ley, pues durante toda la tramitación de la iniciativa estaba claro que sólo quienes no renunciaran a la invariabilidad tributaria no pagarían el impuesto específico.

Luego comenzaron las conversaciones, las que nunca llegaron a ser negociaciones, ya que ninguna de las partes cedió en sus requerimientos.

Así se llegó a la decisión de enviar un proyecto aclaratorio para que se precisara que quienes pagan el royalty son los socios y no la empresa como tal. Frente a este punto expertos tributarios advirtieron que Escondida podía llevar al Estado de Chile ante organismos internacionales por provocar un cambio en las reglas del juego. De hecho argumentaban que el proyecto quedó redactado como está porque no cabía otra alternativa, de lo contrario se afectaban derechos adquiridos por los inversionistas.

A estas alturas el gobierno, a través del ministro Eyzaguirre, había reconocido que la empresa encontró un resquicio legal bajo el cual ampararse y no pagar impuestos. No obstante insistía en el proyecto aclaratorio junto a su par de Minería, Alfonso Dulanto.

Días más tarde el presidente de la República, Ricardo Lagos, mencionó que existían conversaciones con la minera y que en su entendido era probable que no existiera un proyecto de ley.

Tras ello Eyzaguirre arremetió, pero esta vez señaló que la vía a utilizar sería la administrativa y no la legal. Así sería el Servicio de Impuestos Internos (SII) el encargado de fiscalizar el pago del tributo, el que debería ser completado por la empresa en febrero a través de los PPM.

Luego, por vía administrativa, se devolvería lo que correspondiera a Jeco, el socio que como se mantuvo en la invariabili-
dad tributaria no debía pagar el royalty.

Y así estaban las cosas hasta ayer, cuando el gobierno optó por mandar definitivamente un proyecto aclaratorio que será tramitado en las primeras semanas de marzo. La idea del Ejecutivo es terminar su tramitación cuanto antes para no endosarlo al gobierno de Michhele Bachelet.

“Queremos dejarlo solucionado, no queremos dejarle problemas pendientes al próximo gobierno”, sentenció Dulanto.

A Escondida: “Aquí hay confusiones fuertes”

De acuerdo al ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, no hay incompatibilidades entre la interpretación del gobierno y los contratos suscritos por la minera en 2001.

“Aquí hay confusiones fuertes. En el DL 600, hay distintos tipos de concesiones o franquicias. Uno se refiere al régimen tributario y otro se refiere al régimen de la depreciación acelerada. Lo que tiene firmado escondida desde 2001 es efectivamente un régimen de depreciación acelerada, que es previo a la ley para el control de la evasión y la elusión que permitió en la depreciación acelerada la postergación del pago de impuestos para efectos de reinvertir las utilidades, pero no para efectos de remitir las utilidades. Sin embargo, de manera previa Escondida tenía contratada una invariabilidad respecto de que el régimen anterior a la ley de 2001 de depreciación acelerada le era aplicable a Escondida ¿me explico? O sea ellos se rigen, producto de su contrato, por las disposiciones sobre depreciación acelerada, previas a la ley contra la evasión y elusión.
Ese es un tema”.

Otro tema completamente distinto, de acuerdo al secretario de Estado, “es el régimen de Impuesto a la Renta. En el régimen de Impuesto a la Renta lo que establece el 11 bis es que si una empresa paga el 42% como impuesto adicional, no puede estar afecto a otros impuestos en base a renta y como el impuesto a la minería es un impuesto en base a renta, no puede al mismo tiempo pagar 42% y el royalty. Ahora, a quien tiene este segundo beneficio no se le puede aplicar otro impuesto en base a renta puesto que paga 42%, y es sólo el socio minoritario de Escondida, no los socios mayoritarios”.

Iniciativa establece devolución del tributo a quienes estén exentos.Gobierno enviará proyecto aclaratorio del royalty con discusión inmediata.

Diario Financiero: 31/1/2006.

¿Le fue útil este artículo?

Fuente: Diario Financiero

tabs-top

Los comentarios están cerrados.