Royalty 3 aprobado costó US$ 37 millones al Fisco

Por una amplia mayoría el Senado aprobó ayer en tiempo récord el proyecto de ley que rectifica algunos aspectos contenidos en la versión original del royalty minero, y que fue ingresado el lunes al Congreso, luego que dos de los cuatro socio de minera Escondida declinaran cancelar este tributo.

La iniciativa legal, que contó con 17 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención, cumplió así con su último trámite legislativo (dado que durante el transcurso de la mañana fue aprobado por la Cámara de Diputados) y quedó en condiciones de ser promulgado como ley de la República.

La rápida tramitación del proyecto fue posible luego que el gobierno alcanzara un acuerdo con los senadores de todas las bancadas políticas, quienes autorizaron a través de la presidencia de la Corporación crear inmediatamente una comisión mixta integrada por las comisiones de Minería y Hacienda para revisar el cuerpo legal y luego votarlo sobre tabla en el Senado.

De esta forma, el proyecto aclaratorio del royalty minero se convirtió en la última ley que lograron aprobar las actuales autoridades del Ministerio de Hacienda, encabezadas por Nicolás Eyzaguirre, quién manifestó su satisfacción por el respaldo que obtuvo de parte de los parlamentarios.

“Creo que nobleza obliga y el parlamento ha dado una muestra de confianza muy grande, cosa que agradezco”, recalcó.

Fórmulas
Eyzaguirre explicó que la iniciativa legal en lo medular corrigió dos aspectos específicos: la forma de devolver el impuesto a quienes se mantengan en la invariabilidad tributaria y para quienes no estén en ella se da como plazo hasta el 30 de junio para abandonar el sistema de depreciación acelerada para acogerse al nuevo régimen, pagar el 4% de royalty, pero imputando intereses.

De esta forma la iniciativa establece que se otorga un crédito tributario a aquel socio protegido por el artículo 7º del DL 600, dándole certeza respecto de la forma mediante la cual se materializará dicha invariabilidad.

En segundo término se crea una alternativa para inversionistas acogidos al DL 600 de depreciación acelerada incorporando un nuevo artículo 8º transitorio a la Ley del Royalty.

“Dado que muchas empresas tienen todavía el derecho de la depreciación acelerada, en particular una de ellas (Escondida) (…) ofrecimos un incentivo en la segunda parte de la ley, que consiste en que si se desisten de hacer la depreciación acelerada con las normas previas al 2001, van a tener derecho a descontar de la base del impuesto a la minería, un porcentaje de los costos financieros”.

Respecto a los contactos que sostuvo con Escondida para abordar el tema, el ministro explicó que “obviamente que uno tiene que consultar cuál es la disposición de las empresas para saber si lo que usted está ofreciendo a cambio de un derecho que ya tenían les conviene o no le conviene. Obviamente, en pedir no hay engaño y las primeras comunicaciones que tuvimos -yo no hablé directamente, nunca lo hago, sino que a través de terceros- pedían muchísimo más. Nosotros dimos lo que considerábamos consistente con lo que habíamos dado en la otra Ley de Royalty y en cualquier caso general para todos. O sea, hay un nuevo beneficio que es opcional respecto del beneficio que estaba en la Ley de Royalty dos”.

En consecuencia, Eyzaguirre aseguró que esta corrección ofrece “un beneficio que, aunque nos significa en valor presente menor recaudación por US$ 37 millones, conjuga riesgos de menores recaudaciones hasta por casi US$ 300 millones”.

Recaudación
Añadió que tal como quedó la ley el Fisco alcanzará una recaudación en régimen a partir de 2008 de US$ 150 millones anuales. Sin embargo, precisó que mientras tanto, y dados los créditos que dieron a las empresas para que renunciaran al otro régimen tributario, el royalty o impuesto específico a la minería tendrá un rendimiento estimado de US$ 75 millones aproximadamente.

En la oportunidad, Eyzaguirre manifestó que “nosotros creemos que definitivamente con esto, todas las empresas deberían estar pagando royalty. No veo ninguna razón que pudieran invocar para no hacerlo y espero que así sea. Mire la creatividad de los abogados a veces es bastante ilimitada, pero realmente creo que esta vez sí que hemos finalizado”, concluyó.

Reacciones

Alfredo Ovalle, presidente de Sonami: “Me parece extraño que haya un proyecto que se aboque al estudio de un caso particular de una sola empresa, pero bueno, es posible hacerlo y creo que no corresponde opinar porque ha habido aquí una situación que se ha tratado directamente entre la empresa y el poder Ejecutivo”.

Hagime Owaga, embajador de Japón en Chile: “En principio pedimos al gobierno de Chile mantener su compromiso y no cambiar las reglas que ha decidido, pero es una decisión doméstica de Chile. Entonces, como lo decide Chile, nosotros aceptamos”.
Añadió que “Escondida siguió la ley que el gobierno de Chile decidió, entonces, no era su culpa. Cambiar la ley para nosotros no es muy interesante, pero la decisión la tiene el gobierno de Chile y no podemos decir nada”.

Iniciativa fue despachada con 17 votos a favor en el Senado.En tiempo récord, proyecto aclaratorio del royalty quedó a un paso de ser ley

El Diario Financiero, 9 de marzo de 2006.

¿Le fue útil este artículo?

Fuente: El Diario Financiero

tabs-top

Los comentarios están cerrados.