Recaudación Royalty

Tal como era esperado por analistas y el mercado en general, las expectativas del gobierno en el impuesto específico a la minería, también conocido como royalty, se verán ampliamente superadas en su primer año de vigencia.

En los balances entregados por las compañías mineras a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) al cierre del primer semestre, las firmas privadas suman un total de US$ 304 millones en provisiones para el pago de este gravamen en los primeros seis meses del año, cifra que se eleva a US$ 525 millones sumando la provisión de Codelco.

La cifra es más impactante aún si se considera que todavía está pendiente lo que ocurra durante el segundo semestre, aunque en términos simples, hay quienes señalan que un cálculo matemático simple permite duplicar esta última cifra.

De esta forma, la cifra anual se ubicará muy por encima de lo esperado por el Ejecutivo cuando se discutió el proyecto de ley, donde se habló de varias cifras que iban desde los US$ 80 millones anuales hasta US$ 250 millones, claro que con un precio del cobre muy por debajo del promedio que ha registrado este año. De hecho, este último factor es el que ha hecho crecer las utilidades de las empresas y con ello el pago de tributos al Fisco. El royalty se calcula sobre una especie de utilidad operacional, donde los ingresos de las compañías están muy determinadas por el precio del metal rojo. Este año, el cobre promedió durante el primer semestre los US$ 2,753 la libra según el registro de la Bolsa de Metales de Londres, ubicándose muy por encima de los US$ 1,511 que anotó en idéntico período de 2005.

Si bien esta cifra no ha sido pagada al Fisco, en las empresas explican que es una señal clara de lo que las compañías prevén que corresponde pagar en los primeros seis meses del año, reflejándolo en sus balances contables. En otras palabras, los expertos explican que se trata de una cifra devengada, es decir, que se reconoce su pago pero aún no se ha materializado.

Las estimaciones
La cifra también es ampliamente superior a las estimaciones que algunos organismos habían hecho en meses previos. La Comisión Nacional del Cobre (Cochilco), dijo en mayo pasado que el Fisco podría recaudar este año más de US$ 380 millones por el impuesto específico a la actividad, lo que en todo caso no fue respaldado por el ministerio de Hacienda.

El ministro Andrés Velasco, calificó como “profundamente errónea” esta estimación considerando que hasta ese entonces sólo se había registrado del pago de US$ 8,8 millones por ese concepto.

De hecho, las cifras públicas explican que hasta el primer semestre el Fisco sólo ha recaudado por concepto de royalty pagos por
US$ 15,4 millones desde empresas del sector privado y US$ 14,6 millones provenientes de Codelco, como pagos provisionales, lo que hacen un total de US$ 30 millones. Pero sin duda esta cifra se elevará considerablemente ya que el pago efectivo del tributo debe hacerse en abril en conjunto con la operación renta.

Por ello, al interior de la secretaría de Estado aseguran que es imposible hacer estimaciones oficiales sobre lo que realmente se recaudará considerando además que las empresas pueden usar el 50% de los pagos de este impuesto como crédito contra el pago de sus impuestos de primera categoría. “Sólo en la operación renta del año 2007 se podrá conocer el monto total de lo recaudado por este tributo”, dijo hace algunos meses el ministro Velasco.

No obstante, en el sector privado también creen que la cifra será considerablemente alta este año. En abril pasado el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Alfredo Ovalle, proyectó la recaudación de unos US$ 300 millones por royalty, calculado en base a los resultados de las empresas al cierre del primer trimestre del año. En la industria creen que esta cifra será ampliamente mayor sólo por el buen comportamiento del metal.

Las mineras terminaron de entregar esta semana sus resultados a la SVS, donde se evidencia que las utilidades del conjunto de compañías mineras -incluida Codelco- rozaron los US$ 11.000 millones al cierre de junio.

Escondida lidera tributo en las privadas

Luego del gallito que protagonizó Minera Escondida con el Ministerio de Hacienda, al no acogerse al pago del impuesto específico, la firma finalmente se transformó en el actor con mayores aportes al Fisco por este concepto. La firma declaró en su balance una provisión por US$ 145 millones, sólo superada por el monto de Codelco y que alcanzó los US$ 221 millones.
En marzo de este año la compañía privada finalmente decidió acogerse al pago del tributo, aunque el gobierno ya había enviado un proyecto aclaratorio al Congreso para que lo hiciera. Ese documento estableció entre otros elementos un crédito para aquellos casos en que una misma empresa receptora de inversión extranjera se presentan socios con garantía de invariabilidad tributaria (DL 600) -y que pagan el 42% de tributos- y socios sin ese derecho -que pagan 35% de impuestos, más el royalty-, como ocurre en Escondida con Jeco en la primera situación y con BHP Billiton y Río Tinto en la segunda.
En términos más sencillos lo que hizo el cuerpo normativo fue establecer un mecanismo que permite devolver el royalty que paga la empresa a los inversionistas sujetos a la invariabilidad tributaria a través de un crédito especial que es proporcional a la participación del inversionista en las utilidades de la minera.

Pendiente el destino de los recursos

Aunque este año comenzó a correr el nuevo tributo a las compañías mineras todavía no está claro el uso que se hará de estos recursos a nivel fiscal. El proyecto de ley que normará esta situación, y que establece la creación del Fondo Nacional de Innovación además del consejo que administrará dichos recursos, todavía está en tramitación en el Senado, donde no ha registrado avances significativos. La discusión ha estado centrada básicamente en el destino de los recursos provenientes de este gravamen, donde parlamentarios no han estado de acuerdo en que los fondos se utilicen para otros temas que no sean innovación y desarrollo tecnológico, para lo que fue previsto inicialmente. Esto llevó a que en mayo de este año el ministro de Hacienda Andrés Velasco, hiciera pública su intención de destinar al financiamiento de la innovación todos los recursos que recaude el impuesto. Para eso, comprometió la creación de una cuenta separada en que se acrediten los ingresos efectivos del royalty y desde la cual se realicen los giros para este gasto en el mediano plazo. Así los recursos adicionales al presupuesto anual se mantendrían en la cuenta para cuando el precio del metal sea inferior a lo proyectado.
En el Presupuesto 2006 se asignaron cerca de U$ 80 millones a innovación, considerando el precio de largo plazo del cobre estimado por un comité independiente de expertos.

Diario Financiero

Cifra supera expectativas de la Sonami, que proyectó US$ 300 millones

Mineras provisionan US$ 525 millones por concepto de royalty a junio

(Publicado : 31/8/2006, 4:46 horas)

Cristián Rivas N.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.