Todos ibamos a ser socios

La salida de Octavio del Rio en julio del 2006 de la consultora Ernst and Young (EY), contador, socio del área tributaria de la original y antigua Ernst and Young, representa una buena oportunidad para revisar que ha pasado con los socios de estas grandes firmas en los últimos diez años.

El predominio de los abogados de la Universidad de Chile es abrumador.

La práctica tributaria legal de las auditoras internacionales siempre ha sido gravitante en el medio local. Las cuatro grandes Price Waterhouse Coopers, KPMG, Deloitte y Ernst and Young, por la cantidad de abogados y auditores que concentran, son un referente en el mercado de la auditoria y asesoría tributaria.

No muchos abogados ni auditores pueden decir que hayan llegado a socios de una de ellas y menos que se hayan mantenido en tales cargos. Un caso anecdótico es el actual Director del Servicio de Impuestos Internos, el abogado Ricardo Escobar C. El profesional fue Gerente de la actual EY en los noventa y habría emigrado al Estudio Jurídico Carey cuando no fue ascendido a socio en ella. Se requiere entonces de mucha paciencia para llegar a socio.

Para que la rentabilidad de las consultoras se mantenga, muchos profesionales mal pagados entran en su base y solamente muy pocos iluminados quedarán, después de muchos años, en su cúspide.

LOS SOCIOS LEGALES DEL AREA TRIBUTARIA

El perfil de estos socios es de gran fortaleza técnica y liderazgo, los que les permite poseer las mejores remuneraciones de la, normalmente empobrecida, pirámide de trabajo de una consultora. Un auditor, recién egresado puede ganar $ 200.000 mensuales (US$ 700) al empezar, pero un socio ganará de $ 10 millones (US$ 150.000) hacía arriba, a su entrada como tal, estando a cargo de administrar un gran número de abogados y auditores, casi con poder de vida y muerte sobre ellos. El socio consolidado o líder del área tributaria debiera embolsarse no menos de $ 15.000.000 al mes (US$ 200.000), bonita cifra para un país en que el ingreso mínimo vital es de US$ 200.

La realidad actual de estos calificados ejecutivos demuestra un predominio absoluto de los abogados de la Universidad de Chile en casi todas estas organizaciones, seguido de los auditores de la Universidad de Santiago.

LOS NOVENTA: TODOS IBAMOS A SER SOCIOS

Los noventa fueron un período de retiro de los socios de las consultoras más importantes, básicamente por edad. Débiles como estaban, sin que hubieran creado carreras atractivas para sus dependientes, las consultoras debieron captar talento en el mercado. Fue el período en que muchas reclutaron abogados independientes de prestigio para integrarse a ellas. El fenómeno partió en el 2000 con Sergio Illanes (el ahora socio de Baker y Mackenzie) y después Sergio Endress que irían a Ernst and Young; siguió con Eduardo Morales R. y Cristían Asté reclutados por Deloitte junto al auditor Carlos Muñoz de la extinta firma Auditax; continuó con la estadía del abogado Guido Aguirre de la R. en KMPG. Recientemente su última expresión, es el fichaje de Francisco Selamé en Price Waterhouse Coopers. Langton en cambio, retuvo a algunos gerentes (Soledad Recabarren G. y Alicia Domínguez) y promovió a otros más jóvenes para el ascenso como Pablo Greiber B. (hoy socio Director de los Servicios Tributarios en Chile). No llegaron a socio Mario Silva P. que formó su propia firma y luego arribó al estudio jurídico Philippi ni Cristián. Blanche R., también con firma propia. Casi todos los abogados nombrados anteriormente provienen de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, salvo Asté que es de la U. Central.

LOS SESENTONES

Entre los antiguos y retirados socios de consultoras la situación es diversa.

De los sesentones, Juan Manuel Barahona, (abogado, U. de Chile), también copropietario del restaurante Fiume en BordeRio, mantiene sus contactos con el SII y con el sector más guatón de la DC. En el ámbito académico es Director del Departamento de Derecho Económico de la Facultad de Derecho. Actualmente, trabaja en la consultora Barahonamarre, con algunos abogados traídos de la actual EY.

De Price Waterhouse, el retirado Pedro Deutsch, con gran influencia en el área tributaria minera, se fue al Estudio Jurídico Cariola y Lisandro Serrano al Estudio Jurídico Vial y Palma. Arnaldo Gorziglia (U. Católica) es, junto con Baraona de los jubilados socios de consultora, el de práctica tributaria actual más intensa, es asesor de numerosos grupos económicos y abogado integrante de la Corte Suprema. Además se desempeña como Decano de la Facultad de Derecho de la U. Gabriela Mistral y es Profesor de Derecho Tributario en la Universidad Católica.

TIEMPOS MODERNOS

Ernst and Young actual: La salida de Octavio del Río

Octavio del Rio, contador, desarrolló toda su carrera en auditoras. Partió en Pinedo que unida a Bakovic, daría lugar a la santiaguina Ernst and Young. El área tributaria de esta empresa fue liderada por más de diez años por Jorge Espinosa, abogado de la U. de Chile, hasta que en el 2002, fue absorbida por la práctica local de Langton (Andersen) que se encontraba en desgracia por el caso Enron.

Langton Clarke, con una sagaz política de representaciones internacionales, partió con Coopers and Lybrand, para luego unirse en los noventa a la aparentemente indestructible Andersen, cuando PW absorbe a Coopers. Con el ocultamiento y los errores cometidos por la consultora en Enron, su afiliado local debió buscar rápidamente otra representación. Aún cuando coquetearon con Deloitte, e incluso tenían algo firmado, les resultó más conveniente asociarse con la práctica menos consolidada que era EY local.

Bajo el férreo liderazgo de Valenzuela Cori, abogado y matemático de la U. de Chile, absorbieron la débil práctica tributaria de la local EY, saliendo en la fusión o después de ella, por diversas causas, casi todos los socios tributarios en aquella época de la auditora absorbida: Jorge Espinosa, Sergio Endress G., Octavio Canales y casi todos los gerentes: María José Goñi, Aída Caro, Rodolfo Porte y Hernán Cabrera.

Espinosa, Porte y Canales formarían su propia consultora tributaria y lo mismo hará Endress. Quedaron sí, de la antigua organización, Sergio Sapag y Pablo Gonzalez (hoy Subdirector Jurídico del SII), abogados, los que alcanzaron su calidad de socios casi coetáneamente con la fusión y algunos gerentes de legal (Macarena Navarrete, hoy socia) y de auditoria tributaria (Ricardo Gonzalez).

Recientemente han ascendido a socios el abogado de la Chile, Mauricio Peñaloza y a Patricia Villarroel, auditora de la USACH. En la actualidad, Cristián Lefevre (auditor), socio del área de Auditoría Tributaria, es también el socio principal o Manager Partner local.

La intempestiva salida de Octavio del Río marca el fin de la antigua EY liderada por el patriarca Miroslav Bakovic, quedando la nueva firma controlada mayoritariamente por los ex Langton Clarke – Andersen, hoy en día.

La actual Price: la entrada de Selamé. Maria Eugenia Sandoval, abogado, que se retira éste año, dejó a su puesto a Selamé, desplazando a otros abogados más antiguos de la firma. Selamé, abogado de la U. de Chile, proviene del estudio jurídico de Enrique Barros, del cual emigró recientemente para ser nombrado líder de la práctica tributaria de PWC. De extensa experiencia académica en su Universidad, trabajó también en el Servicio de Impuestos Internos, en la misma PWC y en el estudio Barros ya nombrado. Así, quedan como socios en la actualidad Selamé, Julio Pereira (abogado, U. Católica) y Germán Campos (contador auditor).

Deloitte: la tarea de fortalecer el área jurídica. En Deloitte, después del retiro de los abogados Morales y Aste, este último para formar MAAS, con Manuel Manque (ex de la consultora Integra) y del socio contador fuerte de tributario por jubilación, quedaron como socios el abogado Anthony Cook, dedicado especialmente a clientes extranjeros; Alvaro Mecklenburg, abogado y el auditor e ingeniero comercial de la Universidad de Santiago, Carlos Muñoz S.

KPMG: rezagados pero avanzando. Finalmente, en la actual KPMG, antes Jeria hasta 1998, y después de una audaz movida, son socios del área tributaria los ex gerentes de EY: Edmundo Soto y Fernando Leigh, ambos por supuesto abogados de la U. de Chile. Ellos se trajeron al auditor Luis Avello y otros abogados de EY. KPMG vio emigrar así al Director de Impuestos Ignacio Melo, abogado de la U. Católica, al estudio Colombara Olmedo.

www.derechotributario.cl

Notas:

Hoy KPMG.

Langton Clarke, fue la creación de Vivian Clarke. Desde los setenta su área tributaria sería liderada por Francisco de la Barra y Juan Manuel Barahona. Posteriormente, representó a Coopers, a Andersen y ahora a Ernst and Young.

El Estudio Barros, antes Torreti, se comenzó a disgregar con la salida de Correa, Gubbins y otros.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.