Cohecho en el SII: el comienzo

Afecta a grandes contribuyentes:
Tres funcionarios de SII querellados por cohecho a empresas
Fiscal investiga colusión entre consultora y fiscalizadores.

El Ministerio Público investiga una red de funcionarios del Servicio de Impuestos Internos (SII) que habría estado coludida con una consultora externa -Socogech- para obligar a grandes empresas a aceptar “gestiones”, con el fin de evitarse eventuales sanciones tributarias. La denuncia por el delito de cohecho y otros la presentó el propio director del SII, Ricardo Escobar, en noviembre.

La primera denuncia formal por parte de una gran empresa provino de LAN, en octubre.

El Consejo de Defensa del Estado se hizo parte de la causa y se querelló contra cinco individuos, tres de ellos relacionados directamente con Impuestos Internos, pues se trata de fiscalizadores: Sergio Cáceres Vásquez y Manuel Contardo Herman, ambos en ejercicio, y Javier Mancilla Barría, quien dejó la entidad en septiembre.

Los otros querellados eran de la Sociedad de Contadores Auditores de Chile (Socogech): Marco Cañete Bahamonde e Iván Sánchez Santibáñez.

Para darle celeridad al proceso, el fiscal nacional, Guillermo Piedrabuena, entregó el caso al fiscal especial José Manuel Ramírez. Las indagatorias se estaban realizando en extrema reserva, incluyendo escuchas telefónicas, pero su difusión en un vespertino obligó a las autoridades a revelar el caso.

Compleja red

A mediados de 2006, comenzaron las sospechas en Impuestos Internos sobre Mancilla. Irregularidades en su trabajo como fiscalizador activaron un sumario interno contra él, que se extendió durante meses. En septiembre, Mancilla renunció a la entidad.

Sin embargo, tenía al menos dos colaboradores y el SII abrió un cuaderno de sumario contra ambos hace un par de meses.

Cómo se relacionaban con Socogech es parte de lo que indaga el fiscal Ramírez.

Si bien Mancilla y Cáceres tenían como función fiscalizar, Contardo tenía el cargo de directivo: cumplía labores de jefatura en la fiscalización. Los tres eran de la División de Grandes Contribuyentes.

El caso adquirió mayor fuerza a fines de octubre, cuando LAN Cargo avisó a Impuestos Internos que la consultora Socogech le ofreció sus servicios para solucionarle un problema tributario hasta ese momento inexistente. La firma no aceptó, pero días después les llegó una citación del SII. Un abogado ligado a la aerolínea cuenta que es usual que haya inconvenientes con las devoluciones del pago provisional mensual (PPM) o “reclamos antojadizos”. Extrañados por la situación, LAN denunció en forma reservada este hecho al SII.

Con estos antecedentes más claros, Escobar presentó su propia denuncia ante el fiscal Piedrabuena el 17 de noviembre. El 27 de noviembre se hizo parte querellante el CDE y la causa se tramita en el 7° Juzgado de Garantía de Santiago.

En un comunicado, el SII dijo que “la información inicialmente recabada indica que la operación de este grupo pudo afectar a otras empresas”. Se trata de grandes firmas.

El caso preocupa a la Asociación de Fiscalizadores del servicio (Afiich), cuya directiva tuvo intensas reuniones ayer, una de ellas con el propio Escobar. Oriana Urrutia, presidenta de Afiich, dijo que apoyan a los funcionarios involucrados, pues para ellos “prima el principio de la inocencia hasta que no se demuestre lo contrario”.

PUBLICAM

CASO: Esta red no se relaciona, aparentemente, con aquella que colaboró con la red Publicam para la venta de facturas falsas.

Socogech: la misteriosa empresa involucrada

La empresa Socogech (Sociedad de Contadores Auditores de Chile S.A.) aparece en los registros del Servicio de Impuestos Internos (SII) desde el 14 de julio de 1998. Su giro se refiere a contabilidad, teneduría de libros, actividades de asesoramiento empresarial y gestión.

Ni en los registros públicos del SII ni en Dicom se menciona quiénes componen la sociedad. Sólo se supo que sus socios son Iván Sánchez Santibáñez y Marco Cañete Bahamonde, a partir de la querella presentada por el Consejo de Defensa del Estado.

Los timbrajes en SII comienzan en 2000, con notas de crédito. Hay boletas timbradas en 2001, facturas de 2003 y 2004 y la más reciente actividad corresponde a 2005. En el SII existen dos observaciones contra la firma: primero, porque el contribuyente aparece como inconcurrente ante requerimientos del servicio; segundo, por problemas en su rendición de la operación renta 2005.

La firma tiene, además, una deuda tributaria por un total de $40 millones ante la Tesorería General de la República.

La dirección registrada en Dicom es Irarrázaval 2821, oficina 526, en la comuna de Ñuñoa, en abril de 2003. Esta oficina se encuentra actualmente desocupada y, según la administradora del edificio, no se registran movimientos desde hace más de un año.

Otra de las direcciones que registró Socogech, en agosto de 1998, es 11 de septiembre 2260, oficina 131, Providencia. Allí funciona la empresa Ultracom, donde se sorprendieron con esta información. Secogech intentó, hace un año, registrarse como firma de capacitación en el Sence, para lo cual presentó como domicilio una casa en Eliodoro Yáñez 1742, Providencia. Sus moradores dijeron que nunca una empresa de ese tipo ha arrendado el inmueble.
El Mercurio 24-01-2007

Otras noticias, utilizando el buscador:
Tener buena relación con el SII es un activo, Sistema Tributario 24.11.2006

Transparencia en el SII, Servicio de Impuestos Internos 03.11.2006

tabs-top

Los comentarios están cerrados.