IFRS y remuneraciones de Ejecutivos

86% de ejecutivos locales recibe compensación variable. Si se calcula sobre utilidad, rendimiento sobre patrimonio u otro, las IFRS implicarían cambios importantes.

¿Cuánto de su sueldo responde a bonos variables? ¿Ha pensado qué pasaría si ese bono se viera repentinamente engrosado o inmerecidamente disminuido por razones contables?

Aunque parezca impensable, dadas las nuevas normas contables IFRS que deberán aplicarse en Chile a partir de 2009, podrán darse situaciones como éstas: bonos que no se esperaban o bonos eliminados. Situación que las compañías deberán tener en cuenta para no llevarse sorpresas desagradables o ver entrampada su política de remuneraciones. Pero vamos por parte…

Es una práctica generalizada que un porcentaje importante de las remuneraciones de los ejecutivos locales esté constituida por un factor variable. Aunque la mayoría de los gerentes prefiere una remuneración fija, se ha visto en el componente variable una buena forma de incentivar y alinear los intereses de estos profesionales con los de la empresa. Por ello que la tendencia, al menos en el exterior, apunta a aumentar el porcentaje de sueldo que no es fijo.

Según estudios de Deloitte, en Chile cerca del 86% de los ejecutivos recibe compensación variable. Para el cargo de gerente general estos bonos representan cerca del 28% de su sueldo total, mientras que para el resto de los ejecutivos alcanza alrededor del 22%. Los esquemas más comunes para determinar estos bonos se basan en un cierto nivel de Ebitda, utilidad final o indicadores de gestión (como los Key Performance Indicators o KPIs, basados en cifras contables).

“Con la implementación de las nuevas normas IFRS, las empresas verán afectados sus parámetros de cálculo de remuneración variable, producto de cambios en el registro y medición de ciertos elementos de sus estados financieros y la presentación de los mismos”, explica Daniel Joignant, socio de Deloitte.

Uno de los factores que puede influir en las utilidades es la adopción de valores justos (fair value) para la valorización de activos y pasivos, lo que puede en algunos casos incrementar la utilidad, explican Elena Valenzuela y Paulina Zunino, profesoras de contabilidad de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.

Como se ilustra en la infografía (caso 1), podría darse la situación de un gerente de una firma de recursos naturales -salmonera, viña o forestal- en que se determinen los bonos en función del resultado final, que reciba un extra que no estaba considerado.

Como en las IFRS se calcula el “valor justo” de los bienes, en este rubro pueden producirse distorsiones. Según las nuevas normas, los activos orgánicos como los salmones, las uvas o los árboles se contabilizan considerando su crecimiento. Esto, porque con cinco o seis años de vida ya podrían venderse en el mercado a precios importantes, impactando los resultados de la empresa.

En este caso, producto de dos ajustes IFRS, la firma pasó de una situación de pérdida de $1.000 a una de utilidad de $1.500, con el consiguiente “bono inmerecido” para el ejecutivo. También podría darse lo contrario (caso 2): Un ejecutivo del rubro manufacturero, con bonos en función del rendimiento sobre patrimonio, en que el ítem “ajuste a valor de mercado de activos” que consideran las IFRS hiciera variar este cálculo.

Esto podría llegar incluso a hacer desaparecer su bono, sin haber hecho nada distinto.

¿Empresas listas?

“Las empresas deberían comenzar a preocuparse del problema integral que tendrán con la adopción de las NIIF (IFRS), que no es menor e implica no sólo la adopción de las normas, sino el reemplazo de sus sistemas y la capacitación del personal”, explica el presidente del Colegio de Contadores de Chile, Luis Alberto Werner-Wildner.

Llamamos a gerentes de finanzas de varias empresas y la mayoría reconoce que recién están adentrándose en el tema IFRS y que no han llegado al detalle de ver cómo impactarán las remuneraciones. En Madeco cuentan que efectivamente a los gerentes se les otorgan bonos según el grado de cumplimiento de metas. Y aunque están preocupados de la implementación de las IFRS, no han llegado a revisar el impacto sobre los bonos.

En Empresas CMPC dicen que “la SVS y otras entidades que deben pronunciarse sobre cómo se aplican estas modificaciones aún mantienen indefiniciones sobre puntos sustanciales, por lo que nos parece que será difícil tener un diagnóstico preciso sobre este tema hasta, por lo menos, un año más”.Miércoles 16 de mayo de 2007

Remuneraciones:
Nuevas normas contables tendrán impacto en bonos

Magdalena Winter D.

El Mercurio.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.