Termina Plan de Condonación de Tesorería

Resta sólo una semana para que termine uno de los procesos de reprogramación de deudas fiscales de los contribuyentes más cuantiosos de los últimos años. Y para que nadie lo olvide, la Tesorería General de la República activó su campaña publicitaria para que en estos días terminen de incorporarse los últimos contribuyentes morosos que estén en condiciones de hacerlo.

El plazo fatal es el 31 de marzo. Y no hay más, comenta la tesorera general, Pamela Cuzmar. Así de claro.

Los beneficiarios

El actual proceso de reprogramación surgió de una ley amparada en el plan Chile Compite, que extendió, así, una anterior etapa de repactación que se hizo vía administrativa. Mientras la fase administrativa se estableció entre junio de 2006 y septiembre de 2007, la generada por ley partió en octubre de 2007 y finaliza ahora.

En el caso antiguo se condonaba hasta el 90% de las multas e intereses por deudas de hasta $5 millones, si el contribuyente pagaba todo al contado; si era con convenio, podía pagar el 80% hasta en 12 meses.

Con la ley se mantuvieron los porcentajes, pero la deuda máxima subió a $15 millones, y el plazo de pago, a 36 meses.

Los condonados

De acuerdo con datos de la Tesorería, si en el proceso administrativo de un universo potencial máximo de 293 mil deudores se reprogramó a 70 mil (casi el 24% del total), en el actual plan se ha llegado a 28.474 (al 18 de marzo), que corresponde a casi el 16% de un nuevo universo potencial de 182 mil morosos.

Que no se llegue a más beneficiarios responde a muchas causas, explican los expertos. Por ejemplo, algunos contribuyentes aparecen en el sistema pero ya no registran movimientos, por lo que se presume que ya no tienen su empresa.

En otros casos, las personas prefieren pagar su deuda con la Tesorería tomando un préstamo con la banca, que le cobra un interés menor al que por ley aplica la Tesorería (IPC + 1,5% mensual).

Pamela Cuzmar dice que el proceso de reprogramación no puede ser permanente, sino excepcional, pues podría darse una señal equívoca de que los contribuyentes pueden fallar en su obligación fiscal y recibirán siempre un “perdonazo”.

En todo caso, cuenta que en los últimos años la tasa de morosidad ha permanecido estable y baja. En buena parte, gracias a la campaña antievasión del Servicio de Impuestos Internos.

EL 1 DE ABRIL

Desde esta fecha, la Tesorería podrá hacer repactaciones ordinarias, con condonaciones de multas e intereses que van desde el 40 (si hay convenio de pago) al 50% (pago al contado).
El Mercurio, Martes 25 de marzo de 2008

Plan de condonación tributaria termina el 31 de marzo:
La Tesorería anuncia el fin de la reprogramación de deudas
Del universo potencial de beneficiarios, hasta ahora el 16% se acogió a una repactación de sus obligaciones fiscales.

EDUARDO OLIVARES C.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.