Denuncia de Negociación Incompatible entre Auditoras

Denuncia de CT Factoring:
A la SVS llega disputa que inquieta a las auditoras chilenas

Azucena González San Martín

La semana pasada llegó a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) un documento que la propia entidad fiscalizadora tipificó como denuncia de irregularidades. El escrito, al que tuvo acceso El Mercurio, está firmado por Rodrigo Muñoz Vivaldi, presidente de CT Factoring y quien encabeza al grupo financiero Capital Trust.

En el documento CT Factoring pide que la SVS indague una posible “negociación incompatible”, en un conflicto que involucra a dos firmas auditoras, Price Waterhouse y Ernst & Young, a una tercera firma consultora, Business Solutions (BS), y a Enami.

El caso tiene su origen en una licitación de Enami iniciada a fines de 2006 para proveerse de un servicio de consultoría de evaluación de riesgo, contrato que se adjudicó BS. Esta compañía estaba encabezada por tres socias, dos de las cuales estaban casadas con altos ejecutivos de auditoras competidoras: un director de Price y un socio de Ernst & Young, firma que además audita a Enami. Y ambas participaron también de la licitación.

“Por esta condición y agregando que una de las participantes es el auditor de Enami ¿podrá existir negociación incompatible? ¿Es posible que empresas auditoras permitan que las señoras de su socios y directores desarrollen actividades competitivas con ellas?”, se cuestiona el escrito. CT Factoring se vinculó con el asunto pues BS le cedió una de las facturas, pero luego Enami no la pagó.

Consultado Muñoz confirmó el caso. “Tengo dudas de qué códigos de ética pueden haber en las compañías auditoras donde la señora de un socio compite con la empresa del socio. Particularmente cuando la firma del socio la audita”, dice.

Pero en Ernst & Young desestimaron de plano las imputaciones. La firma explicó que los socios de la compañía estaban en conocimiento de la relación familiar. “No podemos ni queremos restringir la libertad de trabajo de los parientes de nuestros profesionales, en la medida que se cumpla con la normativa de la autoridad regulatoria, de la propia profesión y nuestras políticas internas de independencia. En este caso concreto, considerando todas las variables, no existe negociación incompatible”, dijo Ernst & Young. Y agregó que para casos como el descrito, la firma adopta medidas y “resguardos específicos”, además de la normativa legal que rige a los auditores y que obliga a guardar reserva de toda la información de sus clientes. Además no hay impedimento para ir a la delicitación siendo auditores.

Otras fuentes del mercado señalaron que la relación de parientes es habitual en la industria y señalaron que el ejecutivo de Price se desempeña auditoría, que es un departamento separado de consultoría, que vio la licitación. Y dicen que no tiene participación en propiedad en Price. A su turno, BS señaló que la firma no tiene acuerdos ni compromiso con las auditoras.

Autorregulación

En Chile las auditoras abordan los conflictos de interés con sus propias normas internas de autorregulación. La SVS tiene facultad de sancionar a las firmas que no cumplen dichas normas internas. En este caso en particular, la SVS recién recibió los antecedentes. Enami no es fiscalizada por la SVS. Price no comentó el caso.

Como Enami no pagó una de las facturas, CT Factoring inició acciones legales. En la estatal explicaron que era causal de término de contrato con BS que esta compañía usara cualquier modalidad de cesión de sus derechos.Y agregó que desde la primera entrega de los servicios por BS detectaron graves falencias en el trabajo. Pero Rodrigo Muñoz objeta y señala que en tal evento correspondía que Enami hubiera rechazado la factura en el plazo legal y que iniciara acciones legales contra BS por incumplimiento, pero en ningún caso que no pagara. BS señaló que la ley impide prohibir la cesión de créditos con facturas y demandó a Enami.

La oferta de BS fue tres veces superior a la de Price: $ 413 millones contra $148 millones, respectivamente . “Había una empresa de primera categoría que habría cotizado por un tercio menos”, dice Muñoz. Pero en Enami explican que primero se evaluó la oferta técnica y sólo al final se abrieron dos sobres económicos, optando por el más competitivo.
Domingo 15 de junio de 2008

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.