Operación Renta: Baja era por “tipo de cambio”¡¡

Director del sii realiza su primer análisis de la última Operación Renta
Director de SII aclara polémica tributaria con las mineras

Silvana Celedón Porzio

En su nuevo despacho de Almirante Gotuzzo 124 trabaja por estos días el director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Ricardo Escobar.

Es que con los arreglos que realizan en su habitual oficina, ubicada en el edificio del Ministerio de Hacienda, es imposible -afirma con tono de reclamo- concretar la serie de reuniones que diariamente sostiene.

Desde ahí, entonces, Escobar realiza su primer análisis de la última Operación Renta, la que no estuvo exenta de polémica, luego de que el propio Servicio apuntara hacia a las empresas mineras. De hecho, en su momento el director del SII indicó que dichas compañías “han tenido grandes utilidades y, sin embargo, su declaración impositiva fue menor”.

Por otra parte, Impuestos Internos está concentrado, por estos días, en la investigación de un importador que vendió libros al Ministerio de Educación, pero que respaldaba sus compras con facturas de importación que adolecerían de falsedad, aumentando indebidamente su crédito fiscal. Es más, Escobar comenta que el martes el SII presentó su primera denuncia en la Fiscalía Centro Norte en contra de la señalada empresa.

– ¿Cómo ha avanzado la fiscalización de la recaudación de 2008?

– Lo primero que nosotros señalamos es que hubo una diferencia en los impuestos comparando un año con otro y que no teníamos claras las causas, sólo los grupos principales que explicaban esa diferencia y que en un primer minuto eran las mineras. A continuación, dijimos que investigaríamos qué era lo que estaba pasando. Así, después de reuniones con el Consejo Minero y con la Sonami se pudo ver que las diferencias en el sector minero se debían al tipo de cambio, con eso inmediatamente se despejó parte importante del problema.

– Pero no en su totalidad…

– Claro, y, por eso, lo segundo que hicimos, aplicando este año por primera vez el modelo de segmentación, fue buscar aquellas empresas que presentaban las mayores diferencias. Ahora bien, nosotros siempre tenemos que hacer auditorías y fiscalizaciones, pero este año íbamos a separar los casos más grandes del resto. Tradicionalmente todos los contribuyentes, en lo que se refiere a Operación Renta, son tratados del mismo modo. Este año, dijimos: veamos dónde tenemos las mayores diferencias, en vez, de demorarnos dos o tres años.

– Entonces, ¿qué se hizo?

– Han pasado apenas tres meses y nos enfocamos en las 101 empresas con mayores diferencias. Y del análisis del primer barrido, se hizo una lista más corta de 36 empresas de todos los sectores, financiero, comercio, retail, industria y minería. Estamos trabajando en todas éstas áreas. Perfectamente todo podría ser explicable y que no exista ningún problema respecto de las diferencias, pero también podrían darse discrepancias.

– ¿Pero estas 36 empresas son en mayor proporción mineras?

– No. Lo único que teníamos en ese minuto y la razón por la cual las separamos fue porque cuando uno miraba los sectores, el que presentaba mayores diferencias era el minero. Pero eso, ¡no significaba nada malo, ni nada bueno! Sólo había que ver las diferencias e inmediatamente en menos de diez días ya teníamos claro que una gran parte se debía simplemente a un tipo de corrección monetaria. Despejado eso, entramos en el detalle y nos fuimos a las primeras cien.

– ¿Qué pasó con las otras empresas?

– Están siguiendo el curso normal, pero acá de lo que estamos hablando es de varios miles de millones en unas pocas empresas, es por eso que vamos a trabajar ahí primero, aplicando la inteligencia que dispone el Servicio para hacer una fiscalización más ágil y cercana a la época donde ocurrieron las diferencias, porque cuando uno está auditando en el segundo semestre del 2008 la declaración de impuestos de 2007, los documentos y las personas que intervinieron en las transacciones están a la mano. Eso no ocurre tres años después. De hecho, estamos teniendo mucha cooperación de los grandes contribuyentes. Respecto de los tiempos, este trabajo tomará por lo menos un semestre, antes de tener una información más precisa.

La reacción del mundo privado

– Cuando el SII dijo que las mayores diferencias estaban en minería, de inmediato las empresas descartaron evasión, ¿ustedes la descartan?

– Lo que pasa es que cada vez que nosotros encontramos una diferencia, lo que nos corresponde es ver qué es lo que ocurre. Muchas veces la diferencia de un año para otro obedece a razones totalmente explicables, donde estamos de acuerdo. Sin embargo, a veces no estamos de acuerdo, porque puede ser que una empresa disminuya un gasto, que nosotros decimos que no hay que rebajar, entonces no se trata de descartar o suponer evasión, nosotros tenemos que hacer nuestra revisión. No tenemos prejuicios frente al tema, nuestra labor consiste en ir, precisamente sin prejuicios, a mirar qué es lo que ocurre. En este caso, qué ocurre en las mayores caídas.

– En su momento, el Consejo Minero y la Sonami se mostraron molestos por sus declaraciones. En las citas que sostuvieron, ¿le hicieron saber este malestar?

– Tuvimos un par de reuniones con ellos. Su reacción fue que de acuerdo a sus datos las empresas mineras están tributando más a menos lo mismo, pero resulta que ellos estaban utilizando dólar con dólar y nosotros peso con peso. Entonces, ahí apareció un tema de metodología que explicó gran parte de la diferencia. ¡Obvio, era el tipo de cambio! Pero eso no lo sabíamos de antemano, surgió cuando nos juntamos a conversar con las empresas. En diez días, ya estaba aclarado el grueso del problema, era simplemente una diferencia en la unidad monetaria con la que estábamos midiendo nosotros versus la que consideraba el Consejo y la Sonami. Dada vuelta esa página, estamos trabajando en todos los sectores.

Diario Financiero: 8 de agosto de 2008.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.