Acuerdo sobre Secreto Bancario, deja a salvo designación del Director del SII

Ministerio ingresó ayer las indicaciones a la normativa que levanta el secreto bancario:
Hacienda accede elevar resguardos en ley de información tributaria

Modificaciones, que fueron consensuadas con la oposición, permitieron destrabar proyecto que es clave para que Chile logre ingresar a la OCDE.

Gustavo Orellana V.

Tras un largo tira y afloja a tres bandas -Gobierno, Concertación y Alianza- finalmente se logró consensuar una versión del proyecto de ley de intercambio de información tributaria que, entre otros aspectos, levanta el secreto bancario en el país.

Se trata de una normativa que, obligatoriamente, debe estar aprobada para que Chile pueda ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el llamado “club de países ricos” al que el actual gobierno pretende sumarse antes del fin de su mandato.

Pero el ingreso de Chile no sólo depende de esta norma, sino que, además, de otras tres: la que otorga responsabilidad civil a las personas jurídicas, la reforma al gobierno corporativo de Codelco y la que modifica las estructuras societarias en empresas privadas.

Según la subsecretaria de Hacienda María Olivia Recart, encargada de alcanzar un acuerdo con los parlamentarios que diera vía libre a la aprobación del proyecto de intercambio de información tributaria, los aspectos en que el Gobierno cedió para alcanzar un acuerdo fueron tres

El primero fue un mayor resguardo a la información privada (que considera que una persona puede negarse a abrir su cuenta corriente al Servicio de Impuestos Internos (SII), en cuyo caso será la Justicia la encargada de dirimir); el segundo la eliminación de la información que haya sido verificada por el SII y que no considera ilícito ni descalces, y el tercero, el hecho de que la información sólo estará disponible desde 2010, sin retroactividad.

“El SII podrá solicitarle a un contribuyente acceder a su información bancaria, se establece un período de respuesta, y el contribuyente tiene la posibilidad de decir sí o no. La indicación establece que en caso de que el contribuyente se oponga se resuelva en la Justicia”, explica Recart.

Este punto era una de las aprensiones que tenían los parlamentarios de la Alianza, quienes pretendían que fuera la Justicia la que exigiera la apertura de la información al SII.

“Éstas son indicaciones que son fruto de un acuerdo y de conversaciones que tuvimos en la comisión (de Constitución, Legislación y Justicia, donde permanece el proyecto) el martes, y presentamos un conjunto de indicaciones que recogían los acuerdos que ya estaban”, dice Recart.

-¿Qué cambios sustanciales se introducen al proyecto?

“Se establecen mayores resguardos para el correcto uso de la información. Entre ellos, que si la información que se solicita a un banco con respecto a un contribuyente y que el contribuyente accede a entregar, en caso de no conllevar un ilícito o descalce, se eliminará de los registros del SII, y por lo tanto hay un resguardo con respecto a la información”.

“Aquí también hay que destacar que, gracias a un proyecto aprobado durante la presente administración, en 2010 empieza a funcionar la justicia tributaria y aduanera independiente. Y por lo tanto será la justicia tributaria y aduanera la que va a resolver cuando ya esté instalada, y durante los dos años en que este sistema va a ser transitorio, por mientras resolverá la justicia civil. Otra indicación relevante es que información que se solicitará a partir de 2010 no es retroactiva. Está abierta para ser consultada sólo a partir de 2010 para adelante”.

-Con estos cambios, ¿no se aleja de los estándares exigidos por la OCDE?

“No. Lo que estamos haciendo, y quiero ser enfática, es recoger las sugerencias de la comisión de Hacienda de la Cámara, que las recogimos aquí. Junto con el equipo que integran el director del SII (Ricardo Escobar) y el asesor de Hacienda, Héctor Lehuedé, trabajamos resguardando obviamente que esto cumpla con las exigencias internacionales y no sólo con las exigencias de la OCDE, sino que para que Chile no se quede atrás en esta materia”.

-¿Cuáles son los próximos pasos?

“Este proyecto se debiera votar el próximo martes en la comisión de Constitución, Legislación y Justicia, y nosotros esperamos que se vaya a la sala de la Cámara (…) y de ahí pasaríamos al Senado. Esperamos que con la votación favorable de la Cámara vamos al Senado y eso pone muy buenos augurios con respecto a los resultados de este proyecto en términos del ingreso de Chile a la OCDE. Los plazos están ajustados, pero entiendo que la tensión a todos nos hace bien y estamos todos corriendo junto con los plazos”.

”(En la elaboración de las indicaciones)
trabajamos resguardando obviamente que
esto cumpla con las exigencias internacionales
y no sólo con las exigencias de la OCDE”.

El Mercurio, 31 de julio de 2009.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.