Los Impuestos que volverán

Las alzas de impuestos programadas podrían significar entre un 0,7% y un 1% del PIB:
La mochila tributaria que heredará el próximo gobierno

La bencina subirá $55 por litro el próximo año, y pedir un crédito a un año será 1,2% más caro que hoy debido a los impuestos. Son sólo algunos de los tributos que subirán durante el primer semestre de 2010 y que impactarán el presupuesto familiar.

M. José Gutiérrez
No sólo el Estado deberá apretarse el cinturón el próximo año con un Presupuesto que disminuirá el crecimiento del gasto público de 18%, en 2009, a 4,3% para 2010. La carga tributaria que enfrentarán los chilenos tendrá un alza no menor, a meses de una de las peores crisis financieras y cuando la economía aún se encuentra convaleciente.

En concreto, son cuatro los impuestos con los que deberá lidiar el presupuesto familiar: el impuesto a los combustibles subirá a su nivel normal en abril, las viviendas que se construyan en 2010 volverán a pagar un 19% de IVA, el gravamen de timbres y estampillas (impuesto al crédito) retornará a su tasa original en julio, y en enero se dará fin al descuento en los Pagos Provisionales Mensuales (PPM) que las empresas realizan a cuenta del impuesto a la renta anual (ver detalle).

El alza de todos estos impuestos podría significar un incremento en la carga tributaria que pagamos los chilenos entre 0,7% y 1% del PIB, es decir entre US$ 1.200 millones y US$ 1.700 millones, según Hernán Cheyre, presidente de Econsult.

Será el próximo gobierno quien deberá lidiar con ambos ajustes y los presidenciables ya han dado algunas luces al respecto: Sebastián Piñera ha propuesto mantener en 0,6% el impuesto de timbres y estampillas y eliminar la rebaja de los PPM en 2011; Marco Enríquez-Ominami ha hablado de eliminar el gravamen al crédito y de disminuir el impuesto a los combustibles; Eduardo Frei, en cambio, ha dicho que no es el momento para discutir una reforma tributaria.

Afectará la recuperación

Los expertos consultados advierten que estas alzas traerán un efecto negativo en la recuperación del país, puesto que pondrán un freno al consumo. “Hay que repensar los niveles de los impuestos, porque cuando se instauraron, las realidades eran otras”, plantea Erik Haindl, economista de la U. San Sebastián.

Y es que la suma de estos impuestos va a hacer “aún más dificultoso a las empresas salir de la crisis. Primero, no les prestaban plata, después les prestaban a tasas muy altas, y ahora van a continuar con dificultades porque el financiamiento les va a ser más caro”, explica Luis Felipe Ocampo, abogado tributario de Ernst& Young.

Cheyre es más radical: “Dado que ya hay una disminución del estímulo fiscal importante por el lado del gasto, no me parece prudente agregarle a eso el alza de impuesto que viene por delante”, sentencia.

El impuesto al crédito desincentiva los proyectos de inversión. Sin ellos, no hay crecimiento económico; sin crecimiento, hay menos consumo y menos trabajo, y así viene el círculo vicioso”.Luis Felipe OcampoAbogado tributario de Ernst &Young.

Los impuestos que subirán

Impuesto al crédito : El tributo de timbres y estampillas se aplica a los créditos bancarios y a las tarjetas de crédito de bancos y multitiendas, es decir, a todo lo que implique un “préstamo”. Originalmente, este gravamen era de 1,2%, pero este año -como una de las medidas de rescate anunciadas por la Presidenta Michelle Bachelet- se bajó a 0%. Sin embargo, en enero subirá a 0,6% y a partir de 1 de julio de 2010, retomará su valor original de 1,2%.

“Para una familia típica chilena, que tiene al menos tres tarjetas de tiendas, el pago de intereses, junto con el impuesto, podrá llegar a ser tan importante como es el gasto en pan”, explica Tomás Flores, de Libertad y Desarrollo.

Impuesto a las bencinas : Cuando en marzo de 2008 el petróleo se cotizaba a US$ 150 por litro, se redujo el impuesto específico desde 6 UTM por metro cúbico hasta 4,5 UTM. “Esto fue producto de medidas para enfrentar la inflación de aquel momento”, explica José Yáñez, experto de la U. de Chile.

En abril próximo retomará su tasa original de 6 UTM, lo que en la práctica quiere decir que las bencinas subirán $55 por litro.

Esto afectará al consumidor tanto directa como indirectamente, pues el alza producirá un encarecimiento del transporte y energía, lo que incidirá en los precios de la mayoría de los bienes, explican los expertos.

PPM : Son un anticipo que hacen las empresas al fisco con cargo al 17% que pagan por el impuesto a la renta y se calcula sobre la base de las ventas del mes en curso. A partir de enero se eliminará el descuento de 7% que tenían las empresas y 15% que tenían las pymes en sus pagos provisionales mensuales, lo que vendrá a quitarles liquidez.

IVA a las viviendas : Si una inmobiliaria mandaba a construir una casa que le costaba $100 millones, la constructora cobraba sólo el 6,65% del IVA. Sin embargo, a partir de julio de 2009 se eliminó el crédito al IVA a las propiedades de más de 4.500 UF que inicien obras en 2010. Esto es que el costo de construcción para la misma casa subiría a $119 millones, considerando un IVA de 19%, lo que se traducirá en un alza del precio final de la vivienda en torno al 7% que deberán pagar los consumidores, según cálculos de expertos.

“La casa que compran las personas es el principal bien de inversión que tienen en su vida y las inversiones están exentas de IVA. Pero además, tampoco parece que fuera el momento para quitar ese beneficio tributario”, dice Cheyre.

El Mercurio, 18 de octubre de 2009.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.