Lehman – EY: No se informó deuda por 50.000 mm US$ en 2008

Ernst & Young tendrá que hacer frente a un interrogatorio del organismo británico de control de la industria en torno a cómo reflejó las transacciones realizadas por Lehman Brothers para mejorar la presentación de su balance. La firma, una de las Cuatro Grandes auditoras, fue duramente criticada la semana pasada por Anton Valukas, nombrado por el tribunal de quiebras estadounidense para analizar el colapso de Lehman.

El informe de Valukas denunciaba las prácticas contables en el banco y concluía que el informe de E&Y no cumplía con las normas profesionales exigidas.

El Consejo de Información Financiera anunció el lunes que estaba “constatando los hechos” para determinar si la actuación de la firma en Reino Unido tenía algún tipo de implicación. “Hemos pedido a Ernst & Young que aporte más datos en relación a lo sucedido en Reino Unido”, explicó. La petición no es una investigación formal, y se espera que la auditora responda en breve.

E&Y aseguró: “Ernst & Young cooperará plenamente con todas las partes competentes en este caso”.

El informe de Valukas concluía que Lehman había realizado un creciente número de operaciones de maquillaje de los balances, o Repo 105, que usaron para reducir el apalancamiento reflejado en las presentaciones de resultados. En 2008, el banco ejecutaba transacciones por valor de cerca de 50.000 millones de dólares (36.489 millones de euros) cada final de trimestre y, gracias a una anomalía legal, la mayoría de ellas se efectuaban a través de su filial europea en Londres.

Sin embargo, el informe de Valukas no aclara la interrelación entre las normas contables y su tratamiento potencialmente distinto de las transacciones. Las cuentas locales de las operaciones británicas de Lehman se realizaron usando los estándares contables de Reino Unido, y después se tradujeron al lenguaje estadounidense a nivel del grupo.

Aunque las empresas cotizadas de Reino Unido efectúan en la actualidad sus informes en base a los estándares internacionales de contabilidad, la mayoría de sus filiales aún no han adoptado el nuevo sistema y siguen usando las viejas normas británicas, al igual que hacen las operaciones locales de empresas extranjeras.

Las duras críticas del informe contra E&Y han sacudido al mundo de la auditoría que, hasta ahora, había escapado al análisis de sus estudios sobre las entidades en plena crisis financiera. Las preguntas se centran en los pasos que dio la firma para cuestionar las transacciones Repo 105. El maquillaje al final del trimestre es una forma común de manipulación para cuya identificación están preparadas las auditoras.

La semana pasada, el grupo defendió su estudio de las cuentas de Lehman para 2007 y mantuvo que estas “cumplían con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados [estadounidenses]”.

El informe también ha avivado la polémica sobre si la contabilidad debería basarse en principios generales o en reglas detalladas. Las normas estadounidenses son más detalladas que sus equivalentes internacionales.

Ernst & Young tendrá que afrontar un interrogatorio por su auditoría de Lehman.
Publicado el 16-03-2010 , por Jennifer HughesThe Financial Times Limited 2010. All Rights Reserved.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.