DFL 2: Socio de PWC le responde a la RN-UDI

Señor Director:

Sin ánimo de polemizar con el diputado Monckeberg, sólo quisiera insistir en que tal como él lo señala en su carta, el proyecto de ley pretende modificar el régimen de los DFL N° 2 a las propiedades que se adquieran a partir de la vigencia de la nueva ley. Es precisamente esa norma la que a mi juicio constituye un malentendido respecto de cómo opera el régimen tributario de estas viviendas, que es un estatuto que sigue a la propiedad, independiente de sus adquirentes.

El propio DFL 2 señala que aprobado y reducido el permiso de edificación, la escritura respectiva tendrá el carácter de un contrato en que se entenderá incorporado todo el régimen de beneficios, y que quienes lo suscriben y todos los futuros adquirentes de esa propiedad gozarán en forma permanente de tales beneficios, no obstante cualquier modificación legislativa.

Conforme lo anterior, si alguien adquiere una vivienda ya acogida al DFL N° 2 no puede ser privado, por circunstancias personales que se incluyan en una ley posterior, de los beneficios o exenciones permanentes e inmutables que se otorgaron a dicha vivienda en el contrato ley respectivo.

Para modificar el régimen sin afectar el contrato ley, el proyecto debe señalar que la nueva ley se aplicará a las viviendas cuyo permiso de edificación sea posterior a su entrada en vigencia, puesto que respecto de las ya acogidas no es posible limitar o reducir el estatuto tributario que las rige.

Francisco Selamé M.
Cartas al Director
El Mercurio, 13 de mayo de 2010.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.