Fondo de Estabilizacion de Combustibles: críticas.

El mecanismo que opera desde 2005 vence el próximo miércoles:
Expertos cuestionan vigencia del Fondo para combustibles

Fepco acumula US$ 360 millones, más de la mitad de los recursos que ingresarían con el nuevo royalty .
Silvana Celedón Porzio A menos de una semana que finalice la vigencia del Fondo de Estabilización del Precio de los Combustibles (Fepco), mecanismo que desde 2005 se utiliza para evitar las fluctuaciones bruscas en los precios de los combustibles, se encendió el debate respecto del destino de los recursos que acumula el instrumento.

Al 11 de junio, de acuerdo al informe de la Comisión Nacional de Energía (CNE), el Fepco asciende a US$ 360 millones, monto cuyo uso no genera consenso en el mercado local.

De hecho, Michèle Labbé, de Econsult, no es partidaria de mantener el Fepco, pues afirma que “actualmente no tiene ningún efecto en el precio”. Por el contrario, la experta propone bajar el impuesto a las bencinas y que los US$ 360 millones regresen al Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES) y sean utilizados en otros fines, como la reconstrucción, más aún porque la cifra corresponde a más de la mitad de los recursos que el gobierno necesitará en caso de que no prospere el nuevo royalty planteado en el plan de financiamiento.

Distinta es la visión de Jorge Selaive, de Bci, quien afirma que el mecanismo ha sido útil para mitigar los impactos de variaciones de corto plazo en los combustibles, sin afectar el traspaso saludable de tendencias de mediano y largo plazos de los precios en los mercados externos.

Por su parte, Rodrigo Aravena, de BanChile, señala que el Fepco ha sido “una herramienta sumamente válida y útil para evitar el exceso de fluctuaciones en los precios. Eliminarlo podría tener un alto costo y generar volatilidad en las expectativas”.

Además, el economista señala que los US$ 360 millones son “suficientes” para que el mecanismo siga operando en el corto plazo (hasta fines de año por lo menos) sin que el Gobierno tenga que realizar aportes. De hecho, en base al análisis de BanChile si el precio del petróleo se mantiene en torno a US$ 75, el movimiento del fondo sería cercano a cero. En tanto, en un escenario de estrés, donde el valor cae a US$ 70 en el corto plazo y a fines de año termina en US$ 100, podría existir una salida de recursos cercana a US$ 150 millones, y aún así el fondo terminaría 2010 en US$ 190 millones. Adicionalmente, si es que la cotización baja a US$ 50 (que correspondería a un valor consistente con un escenario de desaceleración), el fondo experimentaría un crecimiento superior a US$ 100 millones, según BanChile.

US$ 360 millones acumula el fondo.

Algunos expertos afirman que ese monto podría usarse para la reconstrucción.

Transportistas en alertaEl 30 de junio también vence la vigencia para la devolución del impuesto específico al diésel para las empresas transportistas. ChileTransportes y la Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile (CNDC) hicieron ayer un llamado al Gobierno para prorrogar el mecanismo.

Incluso la CNDC oficializó que el protocolo de acuerdo alcanzado con el Ejecutivo -y que establecía dos tramos de beneficios- estaba desahuciado. De esta forma, los dos gremios se alinearon tras una prórroga en los términos vigentes, es decir tres tramos de reintegro del tributo. Pero mientras la CNDC apoya extender el mecanismo un año, ChileTransportes propone la mantención del actual esquema por tres meses y sólo con la finalidad de trabajar en una “solución definitiva”.
El Mercurio, 24 de junio de 2010.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.