EJECUTIVO DE LUKSIC ASESORA GRATIS A HACIENDA

EJECUTIVO DE LUKSIC ASESORA GRATIS A HACIENDA

Hernán Gutiérrez, un contador auditor egresado de la Universidad de Talca y que se desempeñaba desde 2002 en el Servicio de Impuestos Internos (SII), recibió en julio de este año una oferta laboral demasiado buena para ser rechazada. El Banco de Chile, controlado por Andrónico Luksic, le ofreció a este Magíster en Tributación de la Universidad de Chile, encabezar el área tributaria de uno de los bancos más grandes y rentables del país.

Así, después de más de una década de trabajo en el SII, donde ganaba en promedio menos de tres millones de pesos al mes, Gutiérrez lograba el gran salto al mundo privado. Aunque figuraba en los escalones intermedios de ese servicio público, lo cierto es que este contador –que en 2009 también se tituló de abogado de la Universidad de las Américas– era considerado dentro del SII como uno de los grandes expertos en la reforma tributaria propuesta por el ex ministro Alberto Arenas.

“Era el que más sabía de la reforma en el servicio”, afirma un abogado del SII. “Gutiérrez era muy clever y claramente tenía un grado muy por debajo de lo que era su conocimiento en temas impositivos y de la reforma”, agrega este funcionario.

Hasta el 7 de julio de este año, Gutiérrez figuraba como empleado del Departamento de Impuestos Directos de la Subdirección Normativa del SII. En esa función era el encargado de redactar las circulares y oficios de la Ley de la Renta, como señalan empleados del SII. Según estos, Gutiérrez era uno de los hombres que más conocía los recovecos de la reforma tributaria de Arenas. Es más, el empleado de impuestos internos fue uno de los funcionarios de ese servicio que formó parte del equipo del ex ministro en la elaboración e implementación de la reforma impositiva en 2014. De hecho, su nombre aparece como uno de los asesores del ministro Arenas en sus presentaciones al Congreso en julio de 2014.

Los que supieron reconocer este talento fueron los hombres de Luksic en el Banco de Chile, que en julio contrataron a Gutiérrez para hacerse cargo del departamento tributario de la entidad. Una vez más, la puerta giratoria funcionó de manera aceitada.

Según una fuente cercana a ese banco, Gutiérrez habría enviado su currículo a esa entidad, y varias otras empresas, después de la salida de Michel Jorratt de la dirección del SII. “El cargo de jefe del área tributaria estaba vacante hace varios meses y cuando llegó el currículo de Gutiérrez la gente del banco se dio cuenta que era un buen match”, asegura esta persona.

Es una explicación que se basa en la meritocracia, una práctica que, por lo general, ha sido algo esquiva en Chile. Aun así, lo cierto es que esa institución financiera logró “levantar” a uno de los más expertos y enterados funcionarios públicos en los pormenores de una reforma, cuyas complicaciones técnicas están causando más de un dolor de cabeza en el mundo privado.

Según confirman fuentes muy cercanas al banco, a las pocas semanas de asumir su nuevo trabajo, fue el propio Ministerio de Hacienda el que pidió al banco que le “prestara” a Gutiérrez. “La verdad es que fue un acuerdo de buena voluntad pero, claro, hoy en día se exige más cuidar las formas”, asegura esta fuente. “Creo que es un error de forma más que de fondo”, afirma este personero, rematando: “Te puedo asegurar que Luksic no tiene ni idea de esto”.

Hasta aquí la historia de Gutiérrez –quien en los años anteriores dictó varias cursos relacionados con temas tributarios bajo la modalidad del Sence o para diplomados de instituciones privadas como la Universidad Central– es una más de decenas de funcionarios que pasan, de un momento a otro, desde el Estado al lucrativo mundo privado.

Lo que ya no resulta tan kosher es que, pese a haberse “privatizado” en julio de este año, sus conocimientos en materias tributarias parecieron ser tan valiosos que el Ministerio de Hacienda, ahora a cargo de Rodrigo Valdés, le pidió al Banco de Chile que entregara a Gutiérrez en préstamo para ayudarlos con algunos aspectos técnicos de la “reforma a la reforma tributaria”. Por cierto, esta nueva iniciativa es un intento por reparar la desprolijidad técnica de la reforma original.

Así, en la sesión de la comisión especial mixta de Presupuesto realizada el 17 de agosto de 2015, Gutiérrez aparece mencionado como asesor del Ministerio de Hacienda. En esa sesión la comisión trató el tema de la entrega de información acerca de la implementación y recaudación de la reforma tributaria.

Consultados al respecto, desde el Ministerio de Hacienda aseguran que “dado que se trata de un profesional tributario de alto nivel que trabajó muchos años en el SII, y que integró el equipo que elaboró la reforma tributaria y supervisó su implementación, fue invitado como experto y no como asesor de Hacienda a una sesión pública en el Congreso en agosto pasado”.

Sin embargo, la lista oficial de asistentes consigna lo siguiente: “Invitados delMinisterio de Hacienda: el Ministro, señor Rodrigo Valdés; el Subsecretario, señor Alejandro Micco; la asesora, señora Marcela Gómez; los asesores, señores Hernán Gutierrez, Sergio Henríquez, Ricardo Guerrero y la periodista Jimena Krautz”.

Ciertamente, Gutiérrez no figura oficialmente como asesor del Ministerio de Hacienda en las páginas de transparencia pública. En otras palabras, no está siendo remunerado por esa cartera por su labor de apoyo. Como afirmó ese organismo a El Mostrador, “Hernán Gutiérrez no es asesor ni tiene relación laboral ni remuneración alguna con el Ministerio de Hacienda ni con el  Servicio de Impuestos Internos (SII) desde que dejó su cargo en el SII”.

Entonces, una de las dudas que surgen es quién, durante este período de préstamo a Teatinos 120, le pagaba el sueldo a Gutiérrez. ¿El Banco de Chile? Al ser consultadas al respecto ayer en la tarde, fuentes cercanas a esa institución financiera no supieron aclarar este punto.

Pero la confusión también existe al interior del propio ministerio. “Pensábamos que Hernán no había asumido aún en el Banco de Chile y que estaba a préstamo para nosotros”, dice un asesor de esa cartera. “¿Seguro que está ya contratado por el banco?”, pregunta.

Seguro

De hecho, Gutiérrez figura oficialmente como ejecutivo de ese banco desde julio. Así, este experto tributario se encuentra tal vez en la incómoda situación de asesorar, de manera gratuita, al ministro Valdés en la “reforma a la reforma”, mientras que su sueldo es pagado por el Grupo Luksic.

Es posible que el ministro Valdés no esté en conocimiento de esta situación poco regular. Según varios funcionarios de ese ministerio, habría sido el coordinador de políticas tributarias de Hacienda, Alberto Cuevas, quien habría pedido incorporar al ex SII y actual ejecutivo del Banco de Chile al equipo de la nueva reforma tributaria.

Cuevas, él mismo un ex funcionario del SII que después fue ejecutivo de KPMG, una de las mayores empresas auditoras del mundo, fue uno de los grandes supervivientes del cambio de ministro en mayo de este año. En marzo de 2014 su nombre sonaba como posible director del SII, cargo que finalmente recayó en Michel Jorratt. Pero Cuevas es considerado por algunos como uno de los ideólogos de la reforma tributaria de 2014, cuyas bases habría elaborado junto el propio Jorratt antes de que Bachelet asumiera el Gobierno en marzo de 2014. Y, así, mientras Jorratt se fue al SII, Cuevas tomó el cargo de coordinador de la reforma tributaria en el Ministerio de Hacienda.

A pesar de que hasta el día de hoy varios funcionarios han visto a Hernán Gutiérrez acudir de manera regular al ministerio, desde esa repartición se insiste en que su situación no tiene nada de especial. “Como es sabido, el Ministerio de Hacienda mantiene constantes conversaciones con distintos expertos tributarios de la plaza para intercambiar opiniones sobre el proceso de implementación de la reforma, tanto en temas normativos como legales”, afirmaron a este medio. “En este contexto, y dada su carrera profesional, Hernán Gutierrez ha sido uno de los varios expertos tributarios con los cuales se han mantenido conversaciones profesionales”, agregaron.

Sin embargo, esa versión no coincide del todo con la que tienen en el propio Banco de Chile. Según confirman fuentes muy cercanas a esa institución, a las pocas semanas de asumir su nuevo trabajo, fue el propio Ministerio de Hacienda el que pidió al banco de que le “prestara” a Gutiérrez.

“La verdad es que fue un acuerdo de buena voluntad pero, claro, hoy en día se exige más cuidar las formas”, asegura esta fuente. “Creo que es un error de forma más que de fondo”, afirma este personero, rematando: “Te puedo asegurar que Luksic no tiene ni idea de esto”.

Fuente: El Mostrador. 23 de octubre de 2015. Por Victor Guerrero.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.