AUMENTA DEMANDA POR TASACIONES DE BIENES RAÍCES

AUMENTA DEMANDA POR TASACIONES DE BIENES RAÍCES

La reforma tributaria aprobada en 2014 -y hoy objeto de modificaciones legales en el Congreso- vino a cambiar la forma de pagar impuestos en varios sectores económicos del país, pero especialmente en el rubro de la construcción.

El proyecto de ley establece que a partir del 1 de enero de 2016, la enajenación de bienes raíces con ganancias de capital superior a las 8.000 UF estarán gravadas por un tributo, que podrá ser el Global Complementario (o sea, hasta 35%) o un impuesto sustitutivo único de 10%.

Ante la eventualidad de una venta, los contribuyentes deben formalizar el costo del bien raíz, realizando una tasación de la propiedad ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) para establecer el valor de mercado de la propiedad, explicitando el valor de adquisición reajustado más los desembolsos incurridos en mejoras que hayan aumentado el valor del bien.

¿Cómo ha sido ese proceso hasta ahora? Caótico, según varios especialistas, con contribuyentes que han abarrotado los estudios expertos en la materia, llenando de papeles al fiscalizador tributario.

Según datos de la Consultora Colliers International, sólo en los últimos tres meses se han realizado unas 2.500 tasaciones de propiedades en el marco de los cambios de la reforma tributaria, de las cuales un 70% se concentra en el sector oriente y un 15% en regiones.

¿Cómo se viene el escenario hacia adelante? Apretado, considerando -según datos la entidad- que hay unas 50.000 propiedades sólo en el Gran Santiago que deberán ser tasadas ante el SII, ya que podrían registrar plusvalías superiores a 8.000 UF en el mediano plazo.

“La recomendación principal es no fijarse tanto en si la propiedad tiene o no una plusvalía de 8.000 UF al día de hoy, ya que este límite es personal (no por propiedad) y de por vida”, señala el director de Finanzas Corporativas de Colliers International, Rodrigo Makuc.

¿Extensión insuficiente?

El plazo tope para realizar el trámite era el 31 de diciembre de este año. Sin embargo, en vista del complejo escenario, el Ministerio de Hacienda dio una ventana de seis meses para que los contribuyentes tasaran sus inmuebles.

“Es una muy buena noticia, especialmente considerando que en el último tiempo hemos recibido un alto volumen de solicitudes que no hemos podido atender por el riesgo de no alcanzar a terminar el trabajo antes de la fecha límite anterior”, plantea el ejecutivo.

Sin embargo, Makuc advierte que aún existe un “alto número” de propiedades que pueden acogerse al beneficio, “por lo que el plazo adicional puede llegar a no ser suficiente”, pero de todas maneras significará un alivio para muchas personas”.

Cambios aún pendientes

El gobierno realizó una serie de aclaraciones al cobro del IVA en la compra de viviendas a partir de 2016, estableciendo -entre otras rectificaciones- que las promesas de compraventa firmadas en 2015 no pagarán el tributo.

En Colliers valoran las precisiones, pero advierten que se requerirán mayores especificaciones en la materia.

“Aún es necesario precisar de mejor forma cómo va a aplicar el IVA en la venta de viviendas nuevas. Lo principal sería precisar la definición de los contribuyentes que serán considerados habituales, ya que no queda del todo claro cómo aplicará este criterio para personas que, por ejemplo, vendan varias propiedades en un año”, dice Makuc.

REEVALÚO DE BIENES RAÍCES NO AGRÍCOLAS EN 2016

Medida aplicará para sitios no edificados, propiedades abandonadas y pozos lastreros.

A partir del 1 de enero del próximo año, el Servicio de Impuestos Internos (SII) efectuará un reavalúo de los bienes raíces no agrícolas, correspondientes a sitios no edificados, propiedades abandonadas y pozos lastreros ubicados en las áreas urbanas.

El lunes, el organismo fiscalizador publicó la resolución que norma la materia.

En la resolución exenta 102 de este año, el SII establece que los valores de los terrenos que se aplicarán a las propiedades a reavaluar serán los registrados en los planos de precios que se contienen en el Anexo 1 de la resolución.

Dichos valores se ajustan de acuerdo a las características particulares de cada predio, a fin de reflejar el efectivo avalúo de los mismos en la forma expresada en el Anexo 2 de la resolución.

En el documento, el SII suma dos Anexos (3 y 4) con las definiciones técnicas, los valores unitarios de las construcciones y los factores de ajuste que se utilicen en la determinación de los avalúos.

“Para determinar los avalúos que entran a regir el 1 de enero de 2016, las tablas de valores fijadas en la presente resolución se reajustarán a contar de esta misma fecha, en el porcentaje de variación que experimente el Índice de Precios al Consumidor en el período comprendido entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2015”, dice el escrito firmado por el director del SII, Fernando Barraza.

 

Fuente: Diario Financiero. 24 de diciembre de 2015. Por Sebastián Valdenegro.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.