REFORMA TRIBUTARIA: DECLARACIONES JURADAS

Este es el último año de transición para que la Reforma Tributaria comience a operar en pleno en 2018 y el Servicio de Impuestos Internos (SII) ha redoblado la petición de información para contar con todos los antecedentes posibles de la mayor cantidad de fuentes.

Es así como este año se deberán presentar nada menos que 77 declaraciones juradas con información tan diversa como el uso del IVA, los impuestos pagados en otros países, los niveles de endeudamiento, los títulos en custodia, etc. Claro que no todos los contribuyentes deben cumplir con este legajo, sino que las empresas, especialmente las de categoría grandes contribuyentes y que el próximo año deberán tributar por el sistema semiintegrado.

De estas 77, hay 20 declaraciones juradas que fueron modificadas en cuanto a los antecedentes que se solicitan y 5 nuevas que se refieren a operaciones en el exterior, endeudamiento con el exterior, honorarios en Isla de Pascua, rentas obtenidas por terceros y Reporte País por País.

“El cumplimiento tributario para este año será difícil por el número de declaraciones que deberán presentar los contribuyentes de las cuales 48 vencen en marzo y que representan más de la mitad del total; cuatro ya vencieron en febrero y el resto para mediados de año o 30 de junio”, acota Ximena Niño, socia de Tax & Legal de Deloitte.

El 26 de diciembre el SII publicó el suplemento con las instrucciones para preparar estas DJ, no obstante tuvo que corregir. “Lo que da cuenta de que el proceso no será muy fácil es que el SII tiene en su sitio web una fe de erratas de 10 páginas para corregir el suplemento”, señala Marcelo Muñoz socio de Salcedo y Cía.

Ello implica, dice Niño, que para cada declaración hay que mirar lo que dice el suplemento y después ir a la fe de erratas que incluso corrige fechas de vencimiento: “Aquí hay que hacer un gran esfuerzo intelectual, ya que la fe de erratas tampoco está 100% clara, esto nos muestra un panorama de que no es tan rápido de leer ni entender”.

Aparte de ello se exige a las empresas mucha más información para cumplir con compromisos OCDE: “Acá hay una fuerte presión mundial también por comunicar los fondos que están en paraísos tributarios, lo cual tendrá también su propia consecuencia en la tributación”, recalca Muñoz.

1913: 100% información de la empresa

Ya el año pasado dio varios dolores de cabeza a los asesores tributarios, y esta vez no se espera sea diferente ya que el Servicio de Impuestos Internos (SII) amplió algunas peticiones de información para incluir en la declaración llamada de “caracterización tributaria global”. Debe presentarse junto con el Formulario 22, es decir cuando se presenten los ingresos en la Operación Renta que se realiza durante todo abril.

Esta declaración permite a la autoridad fiscal tipificar a la empresa en cuanto a su estructura de propiedad, controladores, tipo de transacciones con partes relacionadas o no, a través de una veintena de preguntas enfocadas en lo que es la empresa.

“El año pasado esta declaración generó controversia porque solicitaba mucha información estratégica que en algunos casos debieron responder los directorios o al más alto nivel de la empresa. Se supone que este año se mejoró porque había hartas preguntas que no estaban bien formuladas”, indica Ximena Niño, de Tax & Legal de Deloitte.

Rentas y operaciones en el exterior… hasta los paraísos

En una obligación que llevará a las firmas a buscar todos los documentos para certificar compras de títulos se convertirá seguramente la Declaración Jurada 1929 sobre operaciones en el exterior.

Si bien la presentación tiene como plazo máximo el 30 de junio, hay una gran cantidad de antecedentes que se solicitan y que van más allá de las rentas pasivas, y que probablemente permitirá que el fisco recaude más impuestos. “Se solicita información sobre las rentas pasivas en el exterior por dividendos o depósitos, pero también se debe informar sobre las inversiones que se hacen en el extranjero como rentas inmobiliarias, de navegación marítima, trabajos, lo que vas más allá de la obtención de un instrumento de inversión”, recalca Marcelo Muñoz de Salcedo y Cía.

Asimismo esta DJ lleva incorporada sanciones por la no presentación que puede ir desde 1 UTM a 1 UTA este año, y en 2018 se le aplicará la norma de gasto rechazado con un cobro de un 40% sobre lo no declarado, “pero también el SII puede fiscalizar por fraude tributario o declaración maliciosamente falsa”, manifiesta el profesional.

En esta declaración deben incluirse también las operaciones realizadas en países con regímenes preferenciales y en paraísos tributarios.

21 de marzo vence la primera de las nuevas DJ

Este 21 de marzo vence el plazo para presentar la Declaración Jurada (DJ) anual 1932 sobre rentas obtenidas por terceros, que según Ximena Niño, socia de Tax & Legal de Deloitte, ha pasado inadvertida y solicita más antecedentes de lo que su enunciado pudiera anticipar.

“Aparece bastante confusa, por el título pareciera que es información que deben dar los intermediarios que cierran negocios entre partes, pero cuando se estudia en detalle no sólo se refiere a ellos”, explica la experta. Añade que también se solicitan antecedentes por ejemplo cuando una empresa es contraparte en un negocio y paga una renta a otra empresa relacionada o no, y debe informarlo si esa renta no fue recogida en otro formulario.

“Se podría concluir que todas las transacciones intercompañías que generan rentabilidad por cobro de intereses o deuda expresadas en unidades de reajuste, debe ser informadas y no veo a todas las empresas conscientes de ello, hemos advertido que es de aplicación bastante masiva”.

Como esta DJ es nueva, la tributarista espera que el SII postergue su vencimiento porque está muy encima, ya que hubo menos de tres meses para prepararla.

Declaración anexa a los Precios de Transferencia

-El SII incorporó un nuevo formulario a la Declaración Jurada (DJ) 1907 sobre Precios de Transferencia que vence el 30 de junio: la Declaración Jurada anual sobre el Reporte País por País.

Este formulario debe presentarlo la entidad matriz o controladora del grupo de empresas multinacional, que tenga residencia en Chile con ingresos totales sobre 750 millones de euros en 2016, es decir unos $525.000 millones. Este reporte es para cumplir con los estándares OCDE de información y por ello el SII también permite que esta declaración sea presentada por una empresa en Chile si su matriz controladora (en otro país) la designó como sustituta.

“Esta declaración contiene mucha información sobre la matriz como las ganancias, los impuestos pagados, las utilidades acumuladas, el número de trabajadores, los principales giros o actividades de negocios que mantienen las empresas con otras relacionadas”, acota el socio de Salcedo y cía, Marcelo Muñoz.

Su vencimiento es el 30 de junio pero se puede prorrogar por 3 meses.

Informe crucial sobre el FUT para partir con los nuevos regímenes vence en junio

Una de las Declaraciones Juradas que cobrará gran importancia es la 1925 que informará sobre el FUT (Fondo de Utilidades Tributables) que se termina este año, “el SII puso como plazo el 15 de junio para esta declaración que es especialmente relevante porque lo que se declare deberá conversar con los saldos iniciales de los nuevos registros tributarios que parten en 2018”, indica la socia de Deloitte, Ximena Niño.

Asimismo recuerda que el formulario 22 trae algunos cambios incorporando nuevos códigos de control para estos saldos iniciales para aquellas compañías que caigan en el sistema semi integrado, “muchas empresas no están conscientes de que esos saldos iniciales ya los tienen que informar en abril, y si no se alcanzan a preparar van a tener que rectificar después”.

Además hay dos nuevas declaraciones: la 1930 y 1932. La primera servirá para calcular el exceso de endeudamiento, tanto con empresas relacionadas como no, “hay que recordar que se si sobrepasan la razón 3:1 deberán pagar un impuesto adicional de 35% por intereses en vez del 4% actual”, indica Marcelo Muñoz de Salcedo y cía.

¿Le fue útil este artículo?

Fuente: Pulso. 6 de marzo de 2017. Por Miriam Leiva.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.