LA AGENDA TRIBUTARIA: DE LO URGENTE A LO IMPORTANTE.

LA AGENDA TRIBUTARIA: DE LO URGENTE A LO IMPORTANTE.

Existen miradas diversas sobre la necesidad de una reforma: lo que resulta claro es que esta no puede ser únicamente una simplificación de la tributación de las empresas.  A continuación  los otros posibles temas de la  agenda tributaria actual.

Acertadamente, el Ministerio de Hacienda estudia cambios en los TTA para agilizar los juicios tributarios. Está  pendiente la existencia de una  segunda instancia técnica, considerando los problemas enfrentados por las salas especializadas en  las Cortes de Apelaciones. Problemas importantes,  son la poca eficacia en la protección de los derechos del contribuyentes ante el SII, y la ausencia de fundamento adecuado en las denegatorias de  devoluciones o el rechazo de los gastos de la empresas.

En otros impuestos, las tasaciones fiscales en el Impuesto Territorial carecen aún de  suficiente transparencia, y el reclamo posee limitaciones ilegales para el contribuyente. En los impuestos a la emisión de gases, existen justas demandas por darle mayor equidad a su aplicación. El impuesto de Herencias, carece de fiscalización seria por parte del SII, burlándose cotidianamente. En el impuesto a la Renta, la economía digital se encuentra en tierra de nadie, por la ausencia de normas y la confusión de algunas interpretaciones del SII. En el IVA, el aprovechamiento ilícito de créditos fiscales y su persecución, merece un estudio sistemático que permita aumentar la eficacia de la persecución penal, estancada en soluciones insuficientes para la magnitud de la evasión en el área.

En materia de organización del SII, se requiere una carrera objetiva y técnica que premie la mayor capacidad técnica en los ascensos y evalué objetivamente su rendimiento.  Los jefes de subdirecciones debieran ser concursados y no de exclusiva confianza. Urge terminar con la  indefinición y ambigüedad en los criterios de persecución penal aplicados, en prácticas que mellan el prestigio institucional del organismo. En el ámbito interpretativo se mantiene un procedimiento lento y falto de transparencia.

En fin, el  Código Tributario, probablemente el más atrasado de Iberoamérica, también merece una reforma para proteger y entregar seguridad jurídica al contribuyente (y no sólo en normas antielusivas).

Es una enumeración de lo urgente. Es de esperar que una mirada general y sistemática anime al gobierno a la reforma del  sistema tributario, y no solo a las necesarias mejoras en la enredosa tributación de las empresas.

 

Sergio Endress G.

Abogado.

5 (100%) 1 vote
tabs-top

Los comentarios están cerrados.