Fiscalizacion de infracapitalización no tendrá efectos en la recaudación según Auditoras Deloitte y EY

La fiscalización que iniciará el Servicio de Impuestos Internos (SII) a los créditos que obtuvieron las empresas durante 2009 y que podría significar un mayor gravamen a estas transacciones, es vista con tranquilidad por los abogados que asesoran a las grandes compañías.

Y es que ante el anuncio que realizó el director de la entidad, Julio Pereira, los expertos desestiman que el proceso de fiscalización revele que los préstamos adquiridos con firmas relacionadas durante el ejercicio anterior, sobrepasen el nivel de endeudamiento que establece la ley para acceder a un impuesto de sólo el 4%, ya que, en caso contrario, la tasa a aplicar llega al 35%.

Según Álvaro Mecklenburg, socio de Tax & Legal de Deloitte, “la mayoría de las empresas grandes tienen un control bastante riguroso del endeudamiento para efectos del exceso que se puede dar”.

Por ello, el abogado descarta que por una política de fiscalización como la señalada, se recauden más impuestos. Además, agrega que las empresas que tienen un exceso de endeudamiento, generalmente, lo declaran y lo pagan, sin la necesidad de una fiscalización.

En la misma línea, el socio de servicios tributarios de Ernst & Young, Rodrigo Hernández, explica que “el cálculo de la tasa de sobreendeudamiento ya lleva un buen tiempo de funcionamiento y la mayoría de los asesores del mercado lo tienen claro. Mi impresión es que no se va a encontrar con muchas sorpresas”.

La revisión del SII se da luego de la rebaja transitoria del Impuesto de Timbres y Estampillas que se mantuvo en 0% por todo el 2009. Por eso, para el experto “es lógico que las empresas hayan optado por adelantar sus proyectos de financiamiento. Es parte del negocio”, apunta.

De todas formas, Mecklenburg le baja el perfil al impacto que podría haber tenido la disminución de dicho gravamen, pues, desde su punto de vista, las empresas no van a dejar de contratar un préstamo con fimas relacionadas porque no haya impuesto de Timbres y Estampillas. “Uno contrata un crédito externo cuando necesita el dinero, más allá de cuánto cueste el impuesto. Por lo tanto, no creo que haya mucha sorpresa”.
De esta forma, los expertos lo ven más como una señal de la entidad fiscalizadora, que algún hecho particular que hayan detectado con anterioridad.
Diario Financiero 8 de junio de 2010.José Carlos Prado
extracto derechotributario.cl

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.