La Polar quiere recuperar impuestos por utilidades inexistentes


Un nuevo capítulo en su relación con el Servicio de Impuestos Internos (SII) estaría por escribir la cadena de retail La Polar. Fuentes cercanas a la empresa comentaron que la actual administración está buscando la fórmula para que el organismo le restituya los impuestos pagados por las utilidades falsas que declararon antes de que saliera a la luz pública el fraude.

Si bien todo lo anterior ha sido materia de análisis al interior de la empresa desde comienzos de año, ahora ya sería una decisión tomada, que podrían llevar hasta las últimas instancias, de ser necesario.

Y es que, señalan las fuentes, la actual administración, presidida por César Barros estima que deben defender lo que consideran un derecho, aunque la cifra aún no se ha dado a conocer. Además, dicen, forma parte de un error que creen su deber reparar.

El capítulo inicial


A fines de junio pasado, el SII le exigió a La Polar un reintegro de impuestos por 
$ 23.649 millones, es decir, unos US$ 46 millones, correspondientes a partidas liquidadas de los ejercicios 2008, 2009 y 2010.

En el hecho esencial en el cual informaron de dicha revisión realizada por el SII, La Polar incluyó la opinión del asesor tributario BA. Ésta señala que “una parte muy sustancial de la referida liquidación y resolución exenta se basa en aspectos jurídicos respecto de los cuales la posición y argumenación de parte de la empresa tiene amplias posibilidades de prevalecer”.

A más de tres meses de ocurrido ello, la compañía mantiene su posición: consideran que no corresponde el pago de los cerca de 
US$ 50 millones.

En aquella ocasión también informó que “el directorio se encuentra abordando los temas tributarios de la empresa y sus filiales en forma global, lo que implica no sólo hacer frente a los requerimientos de parte del SII, sino que además a todo lo que dice relación con mitigar cualquier impacto que pudiera generárseles y, adicionalmente, ejercer todas las facultades y derechos que la normativa legal consagra, incluyendo eventuales recuperaciones de impuestos pagados en exceso”.

Así las cosas, el directorio reafirma su posición de actuar “en forma transparente y responsable, haciendo todo lo que corresponda con el fin de resolver de forma adecuada y justa los problemas que enfrenta la empresa, considerando especialmente el interés de sus accionistas, clientes y acreedores”.

CONSUELO MEJÍAS SMITH

Diario Financiero, 16 de octubre de 2012.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.