Director del SII viaja a destrabar Pascua Lama

Propuesta sobre impuestos ha sido el único punto en que noha habido acuerdo entre ambos países. Desde agosto, el SII y la DGI argentina trabajan en el contrato final.

La misma empresa ha señalado que uno de los factores que inciden en que no comiencen las obras es, precisamente, la indefinición entre Chile y Argentina por este punto.

Más cerca que nunca están Chile y Argentina de llegar, tras un año de tiras y aflojas, a un acuerdo sobre el pago de impuestos del megaproyecto de minería de oro Pascua Lama, ubicado en una zona fronteriza entre la región de Atacama, del lado chileno, y de la provincia de San Juan en el lado trasandino.

Y aunque hay acuerdo en casi todos los aspectos del proyecto -que involucra una inversión de entre US$ 2.300 y US$ 2.400 millones-, aún falta dilucidar la proporción en que Pascua Lama pagará sus impuestos en los países involucrados. Se trata de cifras importantes, considerando el volumen de extracción del oro, los servicios complementarios que se desarrollarán en ambos lados y la cantidad de trabajadores que ocuparán tanto la construcción como la fase productiva.

La idea original -rechazada por las autoridades argentinas- suponía un pago de entre 75 y 80% de los tributos al Estado de Chile, y el restante 25-30% a Argentina. Sin embargo, las autoridades trasandinas se tomaron casi todo el año en elaborar una propuesta distinta y que elevara la recaudación para Argentina, iniciativa que trajeron a Chile a la última reunión binacional que se realizó en agosto pasado tras varios intentos fallidos.

Ante la falta de acuerdo, ambas delegaciones debieron regresar a sus países con la misión, encargada a las respectivas direcciones de impuestos, de llegar a un arreglo y de buscar la fórmula final para el pago de tributos de Pascua Lama de la manera más rápida posible.

“Durante este tiempo, ambas entidades se enviaron notas e intercambiaron información, y la propuesta que emane de la reunión de mañana (hoy) tendrá que ser la definitiva”, explica un personero trasandino conocedor de las negociaciones.

La salida al proyecto

Y a eso responde, precisamente, el viaje de Ricardo Escobar acompañando a la delegación chilena, que está encabezada por la subsecretaria de Minería, Marisol Aravena, y los miembros de la comisión binacional.

Además, en ambos países reconocen que sí hay apuro por sacar este proyecto de una vez por todas, para que comience la etapa de construcción. Entre otras razones, se tiene en cuenta que la propia empresa dueña del proyecto -la canadiense Barrick- ha dicho que la falta de concordancia en este punto ha retrasado el inicio de la construcción.

Según manifestó Barrick, a través de un documento hecho con ocasión de una presentación ante inversionistas, la empresa está aún a la espera de la definición del comité binacional para el tratado minero entre Chile y Argentina, respecto de la discusión sobre temas impositivos, “los que están fuera de nuestro control”, se informó a comienzos de mes.

Avances

A la fecha, Barrick ya ha invertido US$ 200 millones en Pascua Lama, que tendría que entrar en operaciones, de no haber nuevos inconvenientes, en 2010. Además, la empresa requiere otros permisos sectoriales, considerando que tiene los estudios de impacto ambiental aprobados en ambos países.

Pero no sólo de Pascua Lama se hablará en la reunión del comité binacional que comienza hoy en Buenos Aires. Además de la firma del protocolo de acuerdo sobre el proyecto Las Flechas, se seguirá avanzando en otros dos proyectos que tienen pactos firmados: Amos-Andrés (operado por Rio Tinto) y Vicuña, operado por la sueca Lundin.

Presión

En ambos países asumen que hay presión por sacar este proyecto, cuyo protocolo de acuerdo cumple diez años de análisis.

>>Las millonarias inversiones detrás del potencial minero en la frontera con Argentina

Chile y Argentina son, junto a Perú, las zonas que más capitales mineros están atrayendo de todo el mundo. Y la zona fronteriza, gracias a los avances tecnológicos, está siendo explorada con mucho más entusiasmo que en años anteriores.

Es cierto, Pascua Lama dio el vamos, pero es apenas el primero de casi una decena de proyectos que se pretenden construir en la frontera, tanto de cobre como de oro y plata.

Sólo Pascua Lama representará una inversión de entre US$ 2.300 y US$ 2.400 millones, la que fue actualizada en casi US$ 900 millones hace algunos meses debido a cambios en el proyecto y también a aumentos en los costos de los insumos.

Contando el emprendimiento de la canadiense Barrick, se contabilizan al menos US$ 7.000 millones en posibles inversiones a futuro, donde ya hay dos proyectos que tienen protocolo adicional ingresado al comité binacional entre Chile y Argentina: Vicuña -que involucra una inversión cercana a los US$ 2.000 millones- y Amos Andrés, de Rio Tinto.

A ellos se sumará, esta semana, Las Flechas, de la brasileña CVRD, que involucra una inversión de US$ 1.500 millones.

El cuarto proyecto en análisis es El Pachón, de la suiza Xstrata, que en Chile maneja el 44% de Collahuasi y que está también analizando el proyecto El Morro.

El Pachón está ubicado en la región de Coquimbo -a escasos kilómetros del lugar donde hoy se emplaza la minera Los Pelambres, del grupo Luksic- y se encuentra ya en estudios de prefactibilidad.

Según declaraciones vertidas por las autoridades de ambos países, Pascua Lama debería comenzar sus obras a inicios del próximo año. La indefinición sobre el tema impositivo es una de las trabas que impiden su partida.

El Mercurio, Martes 27 de noviembre de 2007

Ricardo Escobar se reunirá con su par trasandino:
Director del SII viaja a Argentina para resolver la última traba sobre Pascua Lama

Gustavo Orellana V.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.