Un mito viviente: Rene Garcia, Subdirector del SII

René García: “Hay muchos funcionarios con una tremenda vocación de servicio que están aquí”

Entró al SII a los 24 años y ya lleva más de 50 en el edificio de Teatinos 120. A pesar de que su cargo es de confianza, los últimos 12 directores del Servicio lo han mantenido como subdirector.

La camiseta la tiene bien puesta. René García lleva en el Servicio de Impuestos Internos 54 años. Hoy es subdirector normativo de la institución; un cargo de confianza del director del Servicio. Ya ha trabajado con más de 12 de ellos. Nunca le han preguntado su color político y siempre, y sin excepción, lo han ratificado en su cargo. Ricardo Escobar, el actual director, lo conoce desde los años 90 y no dudó en hacer lo mismo que sus antecesores. “Siempre lo he encontrado una persona sabia, prudente y por lo tanto es alguien con quien uno quiere trabajar”, asegura el director del SII.

Para entrar a trabajar al edificio de Teatinos 120, García se preparó durante 12 meses para rendir la prueba de ingreso.

Sabía que ahí podría aprender y profundizar sus estudios de contador. Entró atendiendo público y auditaba datos. Un día, y sin saber cómo, fue trasladado a la dirección general. “Me trajeron como el último botón del chaleco para hacer cálculos” a un departamento que se estaba creando y que le tenía que proponer reformas tributarias. “Tuve la suerte de trabajar con gente de mucha capacidad intelectual y de mucha vocación de servicio”, asegura.

Como subdirector asumió en 1976 y casi simultáneamente se convirtió en director subrogarte. Un título que mantiene hasta hoy.

Aunque hubo minutos en que le ofrecieron cargos en la empresa privada, nunca los acepto. Al final ya ni lo llamaban porque sabían que la respuesta era siempre negativa. René García se quedó en el servicio porque le gusta su trabajo. Y asegura que esto no le pasa sólo a él. “Hay muchos empleados con una tremenda vocación de servicio que están aquí”, cuenta.

Está orgulloso de lo que hace. Le han tocado cambios difíciles y otros revolucionarios, y ha trabajado para ocho gobiernos.

Hoy, cuando está a meses de cumplir 78 años, lidera un equipo que trabaja en un nuevo proyecto. Junto a tres abogados están revisando todos los documentos de interpretación que se han dictado desde 1976. La idea es generar una herramienta útil para fiscalizadores y contribuyentes. Los primeros resultados esperan tenerlos a fines de año. Eso sí, no es capaz de asegurar que vaya a estar hasta el final del proceso. “A veces hay que mirar el carné”, dice.

Extractado por derechotributario.cl
El Mercurio, 1 de junio de 2008.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.