Aduana verá aumentar litigiosidad tributaria

Directores de servicios abordan cambios y desafíos de judicatura que partirá a fines de 2009
SII y Aduanas aterrizan las claves de cómo operará la nueva justicia

Dos abogados fueron quienes encabezaron durante los últimos años la tramitación del proyecto que perfecciona la justicia tributaria y aduanera, Ricardo Escobar del Servicio de Impuestos Internos (SII) y Sergio Mujica de Aduanas. Iniciativa que desde 2002 estaba en trámite legislativo y que el 10 de septiembre fue aprobada por el Senado.

Escobar y Mujica están satisfechos con los resultados, principalmente porque esta propuesta llevaba seis años en discusión parlamentaria y pese al consenso que existía en el mercado sobre la necesidad de una justicia independiente en estas materias su aprobación fue un tarea difícil. “Clave fueron el nivel de coordinación, complementariedad y trabajo en equipo. No es que el SII haya estado a cargo de la parte tributaria y yo de la aduanera, estábamos los dos en este proyecto”, dice Mujica.

En tanto, en relación a las modificaciones que introduce esta judicatura, Escobar señala que “la más importante es que la persona que queda a cargo de juzgar las diferencias entre un importador o un contribuyente es un tercero independiente y especializado. Lo fundamental es que dejamos de ser juez y parte”.

Instancias previas

Más en detalle, Escobar sostiene que otro de los cambios que se introduce “se refiere a aspectos procesales como la consagración de un sistema de reconsideración administrativa, el que es voluntario para el contribuyente. Están también las modificaciones de los plazos para reclamar con el fin de dar más espacio al procedimiento que busca llegar a un acuerdo sin necesidad de ir a juicio”.

Esta etapa, afirman ambos directores, es una pieza clave, ya que la idea es evitar un atochamiento del sistema.

De hecho, Mujica reconoce que vendrá una avalancha de causas importante. “Sabemos que tenemos alrededor de 2.000 reclamos al año y que esa cifra probablemente aumentará, porque estamos ofreciendo un procedimiento independiente y eso pudiera hacer pensar a las personas que tienen un mejor pronóstico”.

Incluso, Mujica señala que todo indica que en Aduanas el flujo será mayor. Esto, afirma, porque “en el caso del SII la segunda instancia se hacía en la Corte de Apelaciones, pero en nuestro caso este rol lo cumplía el director nacional, entonces si vamos a hablar de imperfecciones el nuestro era más acentuado, pues la segunda instancia radicada en el mismo organismo que primero formó la convicción de formular un cargo o hacer una fiscalización”. Ahora bien, Escobar señala que “el desafío es precisamente ir descartando aquellos casos donde no haya fundamentos o bien convenciendo a los contribuyentes de que la razón la tiene el SII o Aduanas, y que no tiene mucho sentido llegar a tribunales, excepto que las dos partes crean tener la razón”.

En segundo lugar, ambos servicios deberán generar capacidad de defensa. “Probablemente el SII tiene, pero nosotros derechamente no, no tenemos abogados especializados en defender la posición de Aduanas ante tribunales, entonces tendremos que contratar abogados nuevos y capacitarlos”, señala Mujica.

Paños fríos a críticas

Tanto Escobar como Mujica coinciden en que las críticas que surgieron, de parte de algunos parlamentarios, a la dependencia administrativa de los nuevos tribunales de la subsecretaría de Hacienda hay que ponerlas en contexto. De hecho, el director de Aduanas afirma que “sostener que por la existencia de esta unidad administrativa, hay problemas con la independencia es no entender el contexto donde se está creando la institución”. En tanto, el director del SII asegura que la señalada unidad “es la que provee los elementos de administración de los tribunales, es decir, infraestructura física, las oficinas, los computadores, los materiales, ver los problemas propios de personal, pero no tiene injerencia en la evaluación de los jueces ni los funcionarios, ni en los aspectos técnicos. Además, tiene que rendirle cuentas al Congreso una vez al año por su labor. Lo que se busca es que el tribunal no tenga que hacerse cargo de esos aspectos para que se concentren en hacer justicia”.
Silvana Celedón Porzio
Diario Financiero, 22 de septiembre de 2008.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.