Sistema Tributario: El Mercurio versus Aninat.

Panorama tributario

Como resultado de una solicitud al Servicio de Impuestos Internos amparada en la Ley de Transparencia, este diario ha tenido la posibilidad de acceder a un desglose de la recaudación tributaria del país que permite interesantes conclusiones. Así, la contribución que hacen las empresas a los ingresos del fisco más que duplica a la de las personas. Dentro de ese grupo llama la atención la fuerte concentración en dos industrias: la minera, que aporta el 35 por ciento del total recaudado mediante el impuesto de primera categoría, y el sector financiero, que contribuye con 15 por ciento. Cabe recordar que en estas áreas hay importante presencia de empresas extranjeras, que pagan una tasa adicional al 17 por ciento general que existe en el país.

Como proporción del PIB, dicha recaudación es coherente con la observada en países desarrollados. Esta realidad muchas veces sorprende, porque en esos países las tasas de impuesto a las empresas suelen ser mayores. Se olvida, sin embargo, que ellas han bajado considerablemente en las dos últimas décadas, y que hay allí muchas excepciones que en nuestro país no existen.

Y sorprende que la recaudación proveniente de los impuestos a las personas sea muy baja en Chile. Como se señalaba, acá es menos de la mitad de lo que contribuyen las empresas, mientras que en los países europeos es, típicamente, tres veces lo que aportan las empresas. Eso no se explica porque las tasas marginales de impuestos sean especialmente bajas en nuestro país. De hecho, 17 mil personas que están en el tramo superior de impuesto pagan al fisco más de mil millones de dólares (al tipo de cambio actualmente vigente), esto es, más que cuanto aportan la industria manufacturera, el comercio o la banca: casi el 35 por ciento de lo que contribuyen las personas. Comparativamente, respecto del PIB, la contribución de este grupo no es baja. ¿Por qué, entonces, las personas contribuyen tan poco? Sucede que en Chile el 83 por ciento de las personas está liberado del pago de impuesto a la renta. En otros países, en cambio, los excluidos son entre 10 y 15 por ciento. En la medida en que el país progrese y reduzca sus niveles de desigualdad, un grupo creciente de personas va a pagar impuestos.

En este contexto, la afirmación tradicional de que Chile tiene una carga tributaria baja, al comparársela con países desarrollados, se confirma como una visión simplista. Un análisis más cuidadoso indica que ello se explica enteramente por el escaso aporte de las personas, que no ocurre porque los que tienen más no hagan un aporte significativo, sino como resultado de la escasa proporción que paga tributos -lo cual, a su vez, sucede como consecuencia de sus bajos ingresos.
El Mercurio, editorial 28.09.2009.

Impuestos Indirectos superan Impuestos a la Renta.

El editorial pretendiendo ser cuidadoso, como se califica, no lo es: refleja una visión parcial y sesgada pretendiendo así justificar su afirmación. Por ejemplo: ¿Qué período de tiempo considera para graficar el aporte del sector minero y en éste el aporte de Codelco sujeto a una mayor tributación que el sector privado?; ¿Donde está la tributación indirecta como el IVA y el impuesto al diesel?. Una carga tributaria baja se refiere a la participación relativa de la tributación en el PIB; en estas materias también interesa quién paga los tributos pues la tributación es la fuente de redistribución que existe en los estados modernos. En Chile la tributación indirecta ES ELEVADA – ha llegado hasta el 70% del total – y la carga tributaria no pues alcanza al entorno del 20% del PIB. Las comparaciones internacionales son categóricas al respecto y no se agruege el pago de cotizaciones en salud y previsión administrados por Isapres y AFPs, empresas del sector privado. Categórico es el monto histórico del FUT – fondo de utilidades no distribuidas y no reinvertidas – de un PIB y su monto actual de 40% del PIB que refleja una deuda no tributada significativa y donde no se aprecia su contribución a la creación de la riqueza económica generada por el sector privado: ¡Son unos U$ 60 billones!

Posteado por:
francisco solar o
28/09/2009 19:15
[ N° 3 ] Totalmente de acuerdo con el editorial.
Los sueldos bajos de chile no permiten un incremento de la tasa de impuesto para ser comparable con la de paises desarrollados.
En Australia el impuesto a las personas llega hasta el 45% del sueldo en caso de alta entrada y baja a 33% en un sueldo minimo aprox.
Esta es la razon que Australia tenga un gran aparataje estatal que proteje a los desempleados, salud, casas de gobierno vivibles, etc. Este aparataje estatal esta constantemente siendo evaluado y fiscalizado con sesiones abiertyas del congreso y con preguntas a los diferentes ministros por parte de la oposicion y que deben responder frente a las camaras y al pueblo.
Esa es la gran diferencia entre Chile y paises desarrollados, “accountability” de los ministerios y sus ministros en las decisiones que toman y la inexistencia de la silla musical en donde un ministro puede estar en todas las carteras como en muchos casos en Chile siendo “experto” en todo.

Juan Aninat Solar (en el blog de El Mercurio, 28 de septiembre de 2009.)

tabs-top

Los comentarios están cerrados.