Chile lidera sistema tributario en la Subregión

Según una consultora norteaméricana, Chile
registra el menor impuesto como porcentaje de las ganancias según índice de Latin Business Chronicle
Ranking revela que Chile tiene el mejor sistema tributario de América Latina.

La tasa para impuestos de empresas es, de 17%, 10%, 25% en Chile, Paraguay y R. Dominicana. Siendo las más altas de 35 %, 25% y 34% en Argentina, Bolivia y Brasil respectivamente. Para la cantidad de horas indispensables para cumplir las obligaciones tributarias, Chile aparece con 316 horas, teniendo Brasil 2.600 horas (el mayor de la región) y Argentina 453 h. De esta manera y considerando cantidad de pagos y tasa de interés, el ranking de los países con peor clima tributario lo lidera Brasil con 36,4 puntos, seguido por Bolivia (21,72) y Argentina con 18.92.

Brasil se ha convertido en los últimos meses en el centro de atención de los inversionistas, que buscan altos retornos. Pero si la mayor economía de Latinoamérica quiere consolidar su atractivo para los flujos de capital, todavía tiene un gran obstáculo: su desastroso sistema tributario.

Chile, en cambio, tiene mucho terreno ganado en esta materia. Según el reciente reporte elaborado por la publicación estadounindese Latin Business Chronicle, Chile cuenta con el mejor sistema tributario en América Latina. Brasil, por su parte, es el peor clasificado de la región.

El análisis mide el clima tributario de un país basándose en cuatro factores: tasas de impuestos empresariales, tasas de impuestos como porcentaje de las ganancias y el número de pagos y horas que se utilizan para cancelar los impuestos.

El índice considera cifras de 2009 publicadas por el Banco Mundial, la consultora KPMG y el centro de estudios Heritage Foundation.

La estrella de la región

Chile tiene la segunda tasa de gravamen empresarial más baja de Latinoamérica (17%) y la menor tasa de impuestos como porcentaje de las ganancias (25,3%).

Es además el sexto país con menos números de pagos de impuestos por año (diez), y requiere la menor cantidad de tiempo para pagar impuestos, esto es, 316 horas. Este último ítem incluye el tiempo que se necesita para preparar, presentar y pagar los tres principales tipos de impuestos: empresarial (el impuesto a la renta del empleador), al valor agregado (el IVA), y laborales, lo que considera impuestos a la nómina (el impuesto a la renta del trabajador) y los pagos de la seguridad social.

Esta situación ha favorecido al país en cuanto a las inversiones extranjeras. El editor en jefe y analista de Latin Business Chronicle, Joachim Bamrud, destaca que Chile cuenta con la mayor inversión extranjera de la región en relación con su Producto Interno Bruto. En 2009, alcanzó US$ 12.700 millones en inversión foránea, “una cantidad muy impresionante considerando el tamaño de su economía”, comentó Bamrud.

A Chile le siguen Paraguay, en el segundo lugar, gracias a que posee la tasa más baja de impuesto empresarial (10%) y un 35% de impuestos como porcentaje de las ganancias.

Las mayores, las peores

Dos de las mayores economías latinoamericanas, Brasil y Argentina, se encuentran al final de la tabla. Brasil, posee el peor clima, principalmente porque tiene la mayor cantidad de horas para procesar impuestos: 2.800 horas (o 108 días).

Brasil es el peor evaluado en este ítem entre 149 países considerados por Latin Business Chronicle.

En el caso de Argentina, la tercera economía de la región y un mercado donde las compañías constantemente denuncian cambios en las reglas para invertir, tiene el tercer peor clima tributario de Latinoamérica, principalmente debido a que registra la mayor tasa de gravamen empresarial como porcentaje de las ganancias (108,1%).

Venezuela se ubica en el cuarto lugar de los peores del índice debido a que comparte con Brasil el mismo nivel de tasa de impuesto empresarial y a que exige el pago de la impresionante suma de 71 impuestos al año, la mayor de América Latina.
En el mismo artículo se considera la entrevista al creador del índice:
Joachim Bamrud, experto en negocios y editor de Latin Business Chronicle:
“Un impuesto de tasa plana, baja, y un pago más simple ayudaría mucho a atraer más inversión”

El resultado de la última encuesta Casen, que arrojó un alza de la pobreza en Chile, revivió el debate sobre un tema que hace tiempo está rondando entre las autoridades: realizar una reforma amplia al sistema tributario. El gobierno, además, decidió elevar el impuesto específico a las empresas (royalty) mineras para ayudar a financiar la reconstrucción del país después del terremoto.

– ¿Cómo afectaría el royalty al clima tributario del país?

– Creo que no es una solución muy buena. Siempre que se suben las tasas, se crea un ambiente no tan idóneo para que las empresas inviertan. Si Chile hace eso en el corto plazo, sí va a recibir más ingresos, pero a largo plazo lo va a dañar porque muchas de las empresas mineras van a elegir a otros países de Latinoamérica para sus planes de expansión.

– ¿Qué debería hacer Chile para seguir mejorando su situación tributaria frente al resto del mundo?

– Primero, debe rebajar la cantidad de pagos de impuestos, que ahora son diez. En comparación con el resto del mundo, Suecia, por ejemplo, sólo requiere dos pagos. Además, debe bajar la cantidad de horas necesarias para pagar impuestos (actualmente 316). Estados Unidos requiere 187 horas y Suiza sólo 63 horas. Por último, se podría bajar más la tasa de tributos empresariales.

– ¿Ha habido casos de reformas tributarias exitosas en Latinoamérica?

– En México se hizo una reforma durante el mandato del presidente Vicente Fox (2000-2006), y fue muy bien recibida por las empresas extranjeras. Tenían un nivel impositivo mayor a 30% y lo rebajaron a 28%.

A nivel global, cuando se han dado reforma tributarias grandes, han sido cambios con rebajas de impuestos que dieron resultados positivos. El principal ejemplo de esto es Rusia, que hace unos años decidió implementar un sistema de impuesto plano de alrededor de 15%, tanto para las empresas como paras las personas. Esto solucionó uno de los principales problemas en Rusia, que era la evasión de impuestos, un problema muy grande también en América Latina, especialmente afuera de Chile. La reducción de impuestos es una manera de evitar la evasión.

– ¿Qué le parece la alternativa de un impuesto plano?

– Un impuesto plano mejoraría absolutamente la situación tributaria en los países de la región. Es lo más sencillo e idóneo para las empresas. Se podría implementar un sistema de tasa plana, baja, y también simplificar todo el proceso de pago. Esto ayudaría mucho a atraer más inversión. En Panamá se discutió un tiempo pero, aún no ha pasado nada.

Diario Financiero, 2 de agosto de 2010.
María Ignacia Alvear C.

Nota: Latin Bussines Chronicle es, segúnn su sitio en la red, una division de “Miami Media”, una subisidario de “Manhattan Media”, establecida en 1993, que desarrolla y publica contenido sobre latinoamérica a través de diversos medios.

¿Le fue útil este artículo?
tabs-top

Los comentarios están cerrados.