Cierre de Faenas Mineras y sus efectos

Normativa se promulga esta semana
Ley de cierre de mineras implica hasta 10% del costo de los proyectos

Disposición abriría un mercado para proveedores mineros que se estima entre US$ 5.000 millones y US$ 10.000 millones a 2022.

César Sottovia
Esta semana se promulgará una ley que podría incrementar los costos de varios proyectos y faenas activas de la industria minera.

Se trata de la Ley de Cierre de Faenas Mineras, que obligará a las compañías del rubro que tengan una producción mayor a las 10.000 toneladas mensuales de mineral a constituir garantías que aseguren la disponibilidad de los recursos necesarios para cerrar un yacimiento, con el fin de evitar problemas ambientales y de salud de poblaciones cercanas durante la etapa posterior a la clausura de las faenas. Este problema puede producirse, por ejemplo, por el abandono de las instalaciones productivas una vez terminada la vida útil de las mineras.

Según estimaciones de la autoridad, el costo de implementar estas nuevas exigencias -que empezarán a regir un año después de la publicación de la ley- representará para las mineras entre un 5 y un 10% de la inversión total en sus proyectos.

El ministro de Minería, Hernán de Solminihac, destacó que esta normativa situará a Chile al nivel de países mineros como Canadá y Australia en materia de cierres, y agregó que producto de las nuevas exigencias, se podrían generar en nuestro país negocios por entre US$ 5.000 millones y US$ 10.000 millones a 2022. Este nuevo mercado que se desarrollaría en torno a clausuras totales o parciales en la minería podría ser atendido por proveedores especializados del área, agregó la autoridad. La proyección -precisó- consideraría faenas en operación por unos US$ 25.000 millones y parte de la cartera de proyectos mineros estimada en US$ 67.000 millones para los próximos ocho años.

De Solminihac precisó que una vez que la ley entre en vigencia, las empresas tienen un plazo de dos años para presentar su plan de clausura de faenas (o actualizar el que ya tienen). Las nuevas iniciativas, en tanto, deberán tener su plan listo, una vez que tengan la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto aprobada.

Garantías

A su vez, el ministro precisó que un 20% las garantías para asegurar la existencia de los recursos para los planes de cierre de faenas debe constituirse al inicio de los proyectos. El resto debe consignarse anualmente según los plazos que establece la ley.

Por ejemplo, para iniciativas de menos de 20 años, se establece que transcurridos los dos tercios de la vida útil del proyecto tiene que haberse completado el 100% de la garantía. Esto, para tener la certeza de que existen los dineros para llevar a cabo el cierre. En cambio -explicó De Solminihac-, para iniciativas con una vida útil superior a los 20 años, el tope para consignar el 100% de las platas es de 15 años.

________

2014

Se estima que ese año debiera estar operando en pleno el nuevo sistema de cierre de faenas.

“Los efectos de esta ley son positivos para el entorno ambiental, social y productivo, y les dará también un impulso importante a todos los proveedores de la minería”.
HERNÁN DE SOLMINIHAC, MINISTRO DE MINERÍA

El Mercurio, 7 de noviembre de 2011.

tabs-top

Los comentarios están cerrados.